Ir al contenido principal

Científicos creen haber hallado la prueba de que existió vida en Marte

 Informa 'The Independent'

De ser cierta, una teoría basada en los yacimientos minerales de la superficie marciana sería una de las más importantes de la historia científica.



Los científicos Steven Ruff y Jack Farmer, de la Universidad Estatal de Arizona (EE.UU.), sostienen que unos inusuales yacimientos minerales de sílice opalina hallados en la superficie de Marte pueden haber sido creados por microbios, informa 'The Independent'. De ser cierta esta teoría, supondría una revolución en la historia científica.
El proceso de estudio comenzó cuando el rover Spirit de la NASA descubrió en 2009 estos yacimientos minerales en el interior del cráter marciano Gusev, un lugar que los astrobiólogos creen que una vez estuvo cubierto de aguas termales y géiseres. Tras examinar el compuesto mineral con más detalle, los científicos hallaron que estaba recubierto de una serie de protuberancias diminutas en forma de coliflor.

Te puede interesar: La peste en Europa: Una muerte negra latente que podría despertar



Para profundizar en la investigación, Ruff viajó al desierto de Atacama (Chile), un área tan sumamente seca, inhabitada y elevada sobre el nivel del mar que representa uno de los ambientes terrestres más parecidos a la superficie marciana. Allí el científico se centró en la región desértica de El Tatio, repleta de géiseres, y quedó sorprendido al hallar formaciones de sílice muy similares a las que habían sido descubiertas en Marte.
Formaciones minerales similares han sido descubiertas en el parque nacional de Yellowstone (EE.UU.) y en el suelo volcánico del distrito Taupo (Nueva Zelanda), con la diferencia de que en esta ocasión iban acompañadas de restos fósiles con marcas que confirman la existencia de antigua vida microbiana. De esta forma, los científicos sostienen que si los microbios crearon estos yacimientos minerales en estos lugares pudieron haber hecho lo propio en el desierto de Atacama y, por extensión, en la superficie marciana.
El pasado diciembre, Ruff y Farmer sugirieron en una reunión de la Unión Americana de Geofísica que si se pretenden buscar pruebas de vida en el planeta rojo, estas formaciones podían ser un buen punto de partida. Aunque el rover Curiosity de la NASA, que actualmente se encuentra en Marte, no puede explorar el cráter Gusey, el rover Marte 2020 lo tiene establecido como uno de sus posibles lugares de aterrizaje.

Te puede interesar: La cura del cáncer, ¿en el lado 'oscuro' del ADN?

Comentarios

  1. Tengo claro que hay vida en el universo, esta noticia solo es el principio de grandes descubrimientos que están por llegar. Es un trabajo espectacular.

    ResponderEliminar
  2. Tengo claro que hay vida en el universo, esta noticia solo es el principio de grandes descubrimientos que están por llegar. Es un trabajo espectacular.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.