Ir al contenido principal

El asteroide que acabó con los dinosaurios puso la Tierra del revés


El asteroide que hace 66 millones de años provocó la extinción de los dinosaurios favoreció, paradójicamente, la aparición de nuevas formas de vida en nuestro planeta.



El asteroide que hace unos 66 millones de años se estrelló contra la Península de Yucatán en México –y provocó la extinción de los dinosaurios– puso literalmente del revés la superficie de todo el planeta. 
El impacto, equivalente al de 100 millones de bombas atómicas, dejó en la Tierra una cicatriz de 180 kilómetros de diámetro, conocida hoy como el cráter de Chicxulub. Estuvo a punto de arrasar con todo rastro de vida en el planeta.
Un equipo de más de 30 investigadores de 12 países ha llevado a cabo durante varios meses trabajos de perforación submarina en Chicxulub, que es una gigantesca cavidad situada bajo el Golfo de México, informa la revista 'Science'.
La operación permitió a los geofísicos extraer muestras del interior del cráter y descubrir que las rocas eran más porosas de lo que habían supuesto antes. Según los investigadores, esto supone que el impacto del asteroide dejó nuevos nichos para la vida en nuestro planeta.
Al analizar las profundidades y composición de las rocas, el equipo reconstruyó la línea temporal del impacto. En primer lugar, el asteroide estalló contra la superficie y perforó casi toda la corteza terrestre, empujando las rocas desde el fondo de la corteza y elevándolas 25 kilómetros en tan solo 10 minutos. En el borde del cráter recién formado se levantó una cordillera más alta que el Himalaya que se derrumbó en solo tres minutos, dejando un masivo de roca llamado 'anillo de pico' en Chicxulub. Por tanto, el impacto del asteroide basicamente volvió del reves la superficie de la Tierra.
Sin embargo, la calamidad pudo haber tenido un inesperado efecto positivo en la Tierra, según los científicos. Las rocas que sufrieron el impacto del asteroide se partieron y perdieron densidad. Las nuevas grietas y poros creados en estas rocas habrían permitido que el agua fluyera a través de ellas con más facilidad. "En estas rocas fracturadas y porosas entraron microbios", apunta Joanna Morgan, geofísica de la Escuela Imperial de Londres. Los organismos que entraron en el cráter "eran más exóticos", asegura.

Comentarios

  1. Se muy poquito de algunas cosas pero de este tema muchísimo menos. Hoy que tanto se habla del cambio climático debemos dejar que la naturaleza se organice o evitar las catástrofes que según cuentan (sequías,maremotos,sthunamis,,huracanes Etc.) suceden por contaminación y abuso del medio. ¿Para cuando se pondrá remedio? o debemos esperar un impacto positivo de estas catástrofes (a largo plazo, creo yo) como parece ser que sucedió en el caso de asteroide caído hace 66 millones de años.... en Yucatán.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Catastrofes si van a aver como siempre pero los cambios que viene con el cambio climatico son muy bruscos para la mayoria de las formas de vida y estoy seguro(intuivion) que no se viene una extincion total pues las especies se adaptan al medio no?, o sino piense en las eras de hielo ahí si que hubo cambio climatico y muy fuerte, pero la vida sigue.
      Pero no por eso debemos dejar de cuidar nuestro planeta y que se convierta perjudicial para nosotro mismos, se convierta en un venus.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.