Ir al contenido principal

Los ciudadanos de un Estado que no existe votan por el futuro de la primera nación espacial


El proyecto de creación de un nuevo Estado fuera de los límites terrestres, el Reino Espacial de Asgardia, fue lanzado oficialmente en octubre del año pasado.



Los ciudadanos de Asgardia, cuyo número a día de hoy asciende a 217.854 personas, pueden ahora votar por el futuro de la primera nación espacial e influir en la forma que adoptará su Constitución, los símbolos nacionales y el Gobierno. A partir de este domingo los 'asgardianos' podrán elegir a sus futuros líderes y en los próximos seis meses el creador de la nación, el científico ruso Ígor Ashurbeyli, espera contar con un Gobierno "a pleno funcionamiento".
El lanzamiento del ambicioso proyecto fue anunciado el 12 de octubre del año pasado y desde entonces ha experimentado cambios. Ahora Asgardia tiene su propio calendario y festivos. El 18 de junio –o el 1 de asgard según el calendario nacional– se celebra el Día de la Unidad: en esta fecha a los ciudadanos se les pedirá aceptar el proyecto de Carta Magna, votar por la bandera y empezar a postularse como candidatos para las elecciones, así como votar por los demás.

¿Qué es Asgardia?

Según Ashurbeyli, el objetivo del proyecto es crear un espacio "desmilitarizado" para el desarrollo científico, tratar de asegurar el uso pacífico del espacio y proteger la Tierra de amenazas espaciales como tormentas solares, cometas y el riesgo de infecciones causadas por microorganismos de cuerpos celestes. A largo plazo se prevé crear un escudo protector para la Tierra y plataformas habitables en el espacio.

Lo más peculiar de Asgardia es que no tiene su territorio y solo existe como plataforma virtual, donde se desarrolla la mayor parte de las actividades para sus ciudadanos. Su fundador busca el reconocimiento de la ONU para convertir a Asgardia en miembro del organismo y permanece en "constante comunicación con la comunidad aeroespacial profesional" para hacer sus planes realidad.

Humanidad espacial

Sin embargo, pese a considerarse el objetivo primordial, el ambicioso plan de establecer presencia humana en el espacio no se cumplirá en un futuro próximo. La única manera de volar al espacio será también virtual: los asgardianos solo podrán enviar mensajes con sus datos personales.
El lanzamiento del primer satélite Asgardia-1 con 1,5 millones de mensajes de entre 100 y 500 kilobytes cada uno está programado para finales de este año. Se desplegará desde el cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.) con la misión de SpaceX-13 y al alcanzar la Estación Espacial Internacional se dirigirá al espacio exterior. Se prevé que sea puesto en órbita terrestre baja a unos 400 kilómetros de la Tierra.
"Vuestros nombres y datos quedarán para siempre en la memoria de la nueva humanidad espacial, ya que serán reinstalados en cada siguiente satélite de Asgardia, constelaciones de satélites orbitales, en la Luna y en cualquier parte del universo, dondequiera que esté Asgardia", aseguró con optimismo Ashurbeyli durante una reciente rueda de prensa sobre el proyecto.

Comentarios

  1. Excelente , me parece magnífico , cultivar un sueño que incentive el desarrollo y la evolución de la humanidad , más allá de los límites terrenales

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.