Ir al contenido principal

La NASA enviará dos bombarderos para cazar la sombra de la Luna durante el eclipse solar total


Tendrá lugar el próximo 21 de agosto, día en el que un eclipse solar total cruzará el territorio estadounidense.



El próximo 21 de agosto, la NASA lanzará dos bombarderos modificados para misiones de reconocimiento climatológico WB-57F para que persigan la sombra de la Luna durante el eclipse solar total, informó la agencia especial estadounidense.
Los aviones, cuya versión original es el bombardero B-57, están equipados con modernas cámaras y telescopios para grabar cada detalle de los astros involucrados en este fenómeno, incluido el planeta Mercurio, que será más visible gracias al eclipse.
Este fenómeno durará aproximadamente 160 segundos, y la sombra atravesará Estados Unidos desde la costa oeste hasta la costa este a una velocidad de unos 4.000 kilómetros por hora. Los dos WB-57F despegarán desde una base aérea de Houston (Texas), y tendrán casi tres minutos para captar todo lo que puedan desde la estratósfera antes de que finalice el espectáculo astronómico.
El eclipse solar total proporciona una oportunidad única para que la agencia espacial norteamericana estudie la atmósfera del Sol, particularmente su corona. La información obtenida podría ayudar a entender por qué la corona solar es mucho más caliente que la superficie, pese a que esta última está más cerca del núcleo del astro.
Pero los telescopios montados en los aviones también medirán las temperaturas de la superficie de Mercurio, con el fin de estudiar la composición de su suelo. "Al volar a una altura de más de 15.000 metros, el cielo es 20-30 veces más oscuro que visto desde la superficie terrestre, permitiendo que estructuras finas y movimientos en la corona del Sol sean visibles (…) y mejoran en gran medida la calidad de la imagen", explicó la NASA.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …