Ir al contenido principal

El calentamiento global podría hacer desaparecer Nueva York bajo las aguas


Drásticos cambios en los niveles del mar y tormentas costeras podrían provocar que la ciudad sucumbiera a las inundaciones en el futuro.



Investigadores de distintas universidades estadounidenses han desarrollado un análisis científico basado en programas de simulación meteorológica con el fin de demostrar cómo el deshielo antártico y la omisión de acciones para combatir el calentamiento global podrían tener consecuencias catastróficas para la ciudad de Nueva York.
Según un modelo simulado, "para el año 2100 los niveles de inundación en Nueva York sobrepasarían 5,18 metros de altura. Mientras que para el año 2300 estos superarían los 15 metros. Además una inundación de gran magnitud podría ocurrir una vez cada 500 años", afirma Andra J. Gardner, investigadora de la Universidad Rutgers.
El aumento de los niveles del mar, tormentas y riesgo de inundaciones podría reducirse si se toman acciones pertinentes para frenar el cambio climático. Las naciones del mundo han engranado esfuerzos para mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de 1,5°C y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
"Las decisiones de los humanos sobre energía serán importantes para determinar el alcance del aumento del nivel del mar y, en consecuencia, cuánto daño tendremos que enfrentar, y proyecciones certeras sobre las tormentas nos ayudarán a minimizar riesgos", agregó Richard B. Alley, de la Universidad Estatal de Pensilvania.
El pasado junio el presidente Donald Trump, decidió retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París sobre el cambio climático. "Вajo la Administración del presidente Barack Obama, los estadounidenses se comprometieron a reducir hasta en 28% los niveles de GEI", informó Naciones Unidas. En diciembre de 2015, por primera vez en la historia, los mayores emisores de gases de efecto invernadero del mundo llegaron a un acuerdo climático. No obstante, durante el Gobierno de Trump el segundo emisor en la lista, EE.UU., se ha retirado de los esfuerzos climáticos concretados en París.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …