Ir al contenido principal

Una tormenta solar podría causar daños de 20 billones de dólares


Aunque las tormentas solares suelen pasar desapercibidas para la mayoría de la gente, los científicos advierten que en las próximas décadas un gran evento de este tipo podría causar graves daños en la Tierra.



Un nuevo estudio llevado a cabo por el centro de astrofísica Harvard-Smithsonian (Cambridge, Massachusetts, EE.UU.) ha analizados los posibles impactos económicos que tendría una grande tormenta solar en el futuro y ha propuesto una ambiciosa estrategia para mitigar sus efectos: construir un escudo masivo en el espacio para proteger a la Tierra del Sol.
"Predecimos que en los próxims 150 años habrá un evento que causará daños comparables al PIB actual de Estados Unidos, de aproximadamente 20 billones de dólares, y el daño aumentaría exponencialmente con posterioridad hasta que el desarrollo tecnológico se sature", adv¡rtió Abraham Loeb, uno de los investigadores, al portal Gizmodo.
Tomando en cuenta las potenciales pérdidas que podrían causar las tormentas solares, los científicos decidieron tratar de diseñar diversas soluciones al problema. Una de ellas, considerada por los investigadores como "viable", sería instalar un "escudo magnético" en el espacio.
Según los científicos, este "deflector magnético" del tamaño de la Tierra se colocaría entre la Tierra y el Sol a una distancia de 329.000 km de nuestro planeta y desviaría las partículas nocivas del Sol hacia el espacio exterior.
"Este proyecto de ingeniería podría llevar varias décadas en ser construido en el espacio", recalcó Loeb y precisó el coste de crear una infraestructura de este tipo, con un peso 100.000 toneladas, "probablemente [costaría] cientos de miles de millones de dólares, mucho menos que el daño [solar] que se espera a lo largo de un siglo".
Los autores del estudio indican que el gasto en construir el escudo magnético sería "comparable" al coste total de la Estación Espacial Internacional y "3 o 4 órdenes de magnitud más bajo que el PIB global actual o el daño económico de una llamarada" de gran virulencia.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …