Ir al contenido principal

Revelan por qué el agujero de la capa de ozono ha disminuido a su mínimo en 30 años


Su tamaño máximo ha alcanzado este año unos 19,7 millones de kilómetros cuadrados y después ha ido reduciéndose.


Este año el agujero de la capa de ozono que se encuentra sobre la Antártida ha disminuido hasta sus extensiones mínimas, registradas por última vez en 1988, ha informado la NASA en un comunicado.
Su punto máximo en lo que va de este año lo alcanzó el 11 de septiembre, con una superficie que cubría un área aproximadamente 2,5 mayor que EE.UU. Luego disminuyó durante el resto de septiembre y octubre.
La disminución excepcional del agujero de la capa de ozono se debe a las condiciones climáticas en la estratosfera antártica, ha indicado Paul A. Newman, científico en jefe de Ciencias de la Tierra en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA (Greenbelt, Maryland).
Su superficie ha sido influenciada por un cálido vórtice antártico: el sistema estratosférico de baja presión que gira en sentido horario en la atmósfera sobre la Antártida. Estos fluidos, por su temperatura más cálida de lo habitual, ayudaron a minimizar la formación de nubes estratosféricas polares en la estratosfera inferior.
Precisamente la formación y persistencia de estas nubes son los primeros pasos importantes que conducen a reacciones químicas catalizadas por el cloro y el bromo que destruyen el ozono. Las actuales condiciones antárticas se parecen a las del Ártico, donde el agotamiento de la capa de ozono, que protege al planeta de la radiación, es mucho menos severo.
Además, como otra causa de la recuperación de la capa protectora de Tierra los científicos destacaron los esfuerzos para disminuir las emisiones a la atmósfera de sustancias que perjudican el estado de esa barrera. Estas actividades se llevan a cabo desde el año 1987, cuando se firmó el Protocolo de Montreal que prohíbe el uso de químicos como los clorofluorocarbonos (CFC), extremadamente dañinos para la capa de ozono.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Una fuerte tormenta magnética afectará a la Tierra durante varios días

Esta incidencia podría provocar fallos en los dispositivos electrónicos y aumentar el riesgo de accidentes.



Una tormenta magnética afectará a la Tierra este viernes 13 de octubre, según informa el centro meteorológico ruso Fobos y cita TASS. El fenómeno, causado por la llegada de viento solar a nuestro planeta, se extenderá hasta el 14 de octubre. Asimismo, el campo magnético terrestre podría sufrir alteraciones desde dos días antes a esa tormenta y hasta el 15 de este mes. Los meteorólogos indican que esta incidencia podría provocar fallos en los dispositivos electrónicos y aumentar el riesgo de accidentes, ya que existe la opción de que afecte a los equipos de navegación y telecomunicaciones. Además, las personas más sensibles a estas situaciones meteorológicas tendrán más opciones de sufrir molestias físicas, desde dolores de cabeza hasta nerviosismo, irritabilidad, agotamiento o ansiedad. La última serie de tormentas magnéticas comenzó el pasado 6 de septiembre, cuando llegaron a …

¿Qué es lo que pasa con la Luna estos días, por qué es tan hipnótica?

Internautas de los países del hemisferio norte de la Tierra han empezado a divulgar espectaculares imágenes de nuestro satélite, que en los últimos días parece ser inusualmente grande y brillante.



Estos primeros días de octubre, las personas que viven en los países del hemisferio norte pueden observar un fenómeno inusual: la llamada Luna de la Cosecha, informa 'National Geographic'. Se trata de la primera Luna llena de la temporada, que normalmente tiene lugar en septiembre. 

Se denomina la Luna de la Cosecha a la Luna llena más cercana al equinoccio de otoño, que suele ocurrir alrededor del 22 de septiembre. Esto significa que esta aparece generalmente en septiembre, pero este año el fenómeno se ha retrasado hasta octubre, algo que no sucedía desde el 2009 y no se repetirá hasta el año 2020.


La Luna de la Cosecha alcanzó su fase completa la noche de este 5 de octubre, alrededor de las 8 de la tarde GMT y se podrá observar durante varios días, recoge 'The Washington Post'…