Ir al contenido principal

Estudio podría haber resuelto el misterio de los océanos desaparecidos en Marte


Los científicos de la Universidad de Oxford creen que el agua nunca abandonó realmente Marte.



Marte podría no ser tan árido como se creía anteriormente. Una nueva investigación de la Universidad de Oxford sugiere que el agua del Planeta Rojo está en realidad encerrada en sus rocas.
  • Se ha aceptado desde hace tiempo que antiguamente corrientes de agua fluyeron por la superficie del vecino estéril de la Tierra, pero el motivo de su desaparición nunca se ha entendido del todo.
  • Algunos científicos consideran que Marte perdió su atmósfera protectora después de la desaparición de su campo magnético hace miles de millones de años, lo que provocó que el agua fuera arrastrada por los vientos solares o 'atrapada' como hielo subterráneo.
Los científicos del Departamento de Ciencias de la Tierra de Oxford creen que el agua nunca abandonó realmente Marte, sino que fue absorbida por las rocas de basalto producidas por los volcanes, lo cual a su vez incrementó el proceso de oxidación del planeta, haciendo que la vida no prosperara.
Los investigadores usaron modelos computarizados para ver cuánta agua se podía eliminar a través de su reacción con las rocas, y descubrieron que las rocas marcianas pueden contener un 25% más de agua que las de la Tierra.
La investigación sugiere que el proceso fue tan fuerte que la corteza del Planeta Rojo podría haber absorbido un océano de más de tres kilómetros de profundidad.

Efecto esponja

"Una razón por la cual Marte perdió toda su agua podría ser su mineralogía", explicó el autor del estudio, Jon Wade, agregando que "se ha pensado en esta cuestión durante mucho tiempo", pero nunca se ha puesto a prueba "la teoría de que el agua fue absorbida como resultado de simples reacciones de las rocas".
La reacción del agua con las lavas recién erupcionadas que forman su corteza basáltica "dio como resultado un efecto esponja", detalla el investigador, que añade que el agua del planeta luego reaccionó con las rocas para formar una variedad de minerales que contienen agua.
Esta reacción agua-rocas "cambió la mineralogía de las rocas y provocó que la superficie del planeta se secara y se volviera inhóspita para la vida", concluye Wade.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

La razón por la que el núcleo interno de la Tierra no debería existir

El proceso mediante el cual, según la teoría más aceptada, se formó el núcleo de nuestro planeta es técnicamente imposible.



Hace aproximadamente mil millones de años, el núcleo interno de la Tierra experimentó un crecimiento acelerado. La bola de metal líquido que se encuentra en el centro de nuestro planeta cristalizó rápidamente debido a la disminución de las temperaturas, y creció constantemente hasta alcanzar un diámetro de aproximadamente 1.220 kilómetros, un tamaño que —se cree— sigue manteniendo hasta nuestros días. Esa es la teoría convencional sobre la creación del núcleo interno del planeta. Sin embargo, un nuevo estudio publicado recientemente en la revista Earth and Planetary Science Letters ha mostrado que es técnicamente imposible que ese proceso tuviera lugar. El estudio, liderado por Steven Hauck, un profesor de la Universidad Case Western Reserve en Ohio (EE.UU.), ha demostrado que el modelo convencional no incluye un detalle importante que convierte esta teoría en de…