Ir al contenido principal

El 2017 fue el año más cálido de la historia en los océanos


Para entender el calentamiento global "la clave está en los océanos", señala el especialista John Abraham.



Una reciente investigación realizada por científicos chinos arroja datos alarmantes: 2017 fue el año más cálido jamás registrado en los océanos a nivel global. El estudio, publicado en la revista Advances in Atmospheric Sciences, explica que los 2.000 metros superiores de los océanos estuvieron más calientes que durante el año considerado como el más cálido hasta la fecha.  
De acuerdo con el portal de noticias Common Dreams, los investigadores Lijing Cheng y Jiang Zhu señalan que las altas temperaturas en los océanos en los últimos años "se han producido a medida que los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera también han aumentado, alcanzando niveles récord en 2017".
Sin embargo, precisamente los océanos "son clave" para entender la velocidad del calentamiento global, ya que almacenan casi todo el calor del planeta, asegura el profesor John Abraham en un artículo para The Guardian.
El especialista destaca que este hecho reportado por los científicos chinos por sí mismo "no prueba que los humanos estén calentando el planeta", e indica que las pequeñas fluctuaciones de temperatura de un año a otro son normales debido a eventos naturales. Sin embargo, agrega que "la tendencia creciente a largo plazo, que se remonta a muchas décadas, evidencia el calentamiento global".
Las consecuencias de este calentamiento que ocurre año tras año "tienen un impacto real en los humanos", advierte Abraham, instando a tomar medidas al "utilizar la energía con más prudencia y aumentar el uso de energía limpia y renovable".

Comentarios

  1. Gran Dato
    la verdad, es que al parecer el calentamiento Global es inevitable
    pero podemos retrasarlo hasta lograr un punto donde podamos resolver este problema.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Astrofísico explica de qué manera sería posible viajar al pasado

El científico emplea el concepto de los agujeros de gusano para argumentar la posibilidad teorética de los viajes en el tiempo.



El astrofísico Ethan Siegel ha argumentado en el blog Starts With A Bang de Forbes que la idea de viajar en el tiempo al pasado podría ser posible "gracias a algunas propiedades muy interesantes del tiempo y el espacio según teoría de la relatividad general de Einstein". El científico parte del concepto de los agujeros de gusano, también conocidos como el puente de Einstein-Rosen, que son pasajes a través del espacio-tiempo. En el universo hay fluctuaciones cuánticas minúsculas en el tejido del espacio-tiempo, explicó, incluyendo fluctuaciones de energía en las direcciones 'positiva' y 'negativa'. "Una fluctuación de energía positiva muy fuerte y densa crearía un espacio curvado de un modo particular, mientras que una fluctuación de energía negativa fuerte curvaría el espacio exactamente de la manera opuesta", señaló Siegel…

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.