viernes, 18 de agosto de 2017

NASA lanza último de sus satélite de rastreo


La NASA lanzó el último de sus satélites de rastreo y comunicación de larga data el viernes, un eslabón vital para los astronautas en órbita, así como para el Telescopio Espacial Hubble.



El final de la era vino con un despegue en la mañana del TDRS-M, el décimo tercer satélite en la red satelital de Relanzamiento y de Retransmisión de Datos.

Fue puesto en órbita a bordo de un cohete Atlas V sin tripulación. Hubo apretones de manos en el control de misión de dos horas más tarde, cuando el satélite se separó con éxito de la etapa superior del cohete.

`'Estamos realmente celebrando este '', dijo el director de lanzamiento Tim Dunn.

La NASA ha estado lanzando satélites de TDRS desde 1983. La constelación, a más de 35.000 km de altura enlaza controladores terrestres con la Estación Espacial Internacional y otras sondas de baja órbita incluyendo el Hubble.

`'Es como nuestro bebé '', dijo Badri Younes de la NASA, administrador asociado interino para comunicaciones espaciales y navegación.

`` La gente ha invertido su alma y esfuerzo para hacer que suceda '' a lo largo de las décadas, dijo Younes en vísperas del lanzamiento. `` Esta nave espacial nos ha servido muy bien ''.

Este último vuelo desde Cabo Cañaveral se retrasó dos semanas después de que una grúa golpeara una de las antenas del satélite el mes pasado.

El fabricante de satélites Boeing reemplazó la antena dañada y tomó medidas correctivas para prevenir futuros accidentes. Un trabajador fue culpado por el error.


El cohete y el satélite cuestan 540 millones de dólares.


jueves, 17 de agosto de 2017

Transmitirán eclipse solar en Internet y en alta resolución


Las empresas Twitter y The Weather Channel dieron a conocer que transmitirán en vivo el eclipse solar, a través de sus redes sociales.



A partir del mediodía del próximo lunes, las empresas Twitter y The Weather Channel permitirán a los usuarios seguir el fenómeno natural del desplazamiento de costa a costa, con imágenes de alta resolución y tomadas por drones, informó un cable de la agencia Notimex.

Neil Katz, jefe de contenido global y editor en jefe de The Weather Company, empresa de IBM, dijo: "Este eclipse es un evento de una vez en 100 años y vamos a festejarlo como si fuera la víspera de Año Nuevo. Es un fenómeno celeste y un momento cultural que no se puede perder y no podríamos imaginar un socio mejor que Twitter para celebrar esto”.

En un comunicado, la red social del pájaro azul indicó que The Weather Channel contará con 10 lugares de trasmisión en localidades estadounidenses, tanto en tierra como en el espacio.

Además, la cobertura contará con imágenes de alta resolución y de drones aéreos de la red Weather, contenidos generados por usuarios desde Twitter, actualización en vivo de las fiestas de observación del eclipse con reporteros de campo de weather.com, así como con imágenes en tiempo real capturadas desde la NASA.

De acuerdo con Twitter, la transmisión permitirá a la gente de todo el mundo ver y unirse a la conversación con la etiqueta oficial #Eclipse2017 y disfrutar el evento natural a través de sus aplicaciones.


Las trasmisiones estarán disponibles de forma gratuita para usuarios registrados y no conectados en Twitter, así como dispositivos conectados a nivel mundial, y podrán acceder en http://eclipse2017.twitter.com o a través de @weatherchannel.


Estos son los mapas que la NASA mandó al espacio para que los extraterrestres nos encuentren


Junto con los mapas, lanzados al cosmos en los años 70, también se enviaron dibujos de seres humanos y discos con sonidos de nuestro planeta.



Hace unos 40 años, la humanidad dio un paso arriesgado hacia el descubrimiento de la vida alienígena. Fue en los años 70, cuando la NASA mandó al espacio varios mapas para orientar a los extraterrestres y ayudarles a encontrar nuestro planeta. En aquella época parece que la agencia espacial estadounidense no se planteaba que revelarles nuestro paradero a los alienígenas pudiera entrañar peligro alguno.


"Teníamos que poner algo en la [sonda] Voyager que dijera de dónde venía y cuánto tiempo había estado viajando", comentó el diseñador del mapa, Frank Drake, a 'National Geographic'. Como el mapa tenía que ser entendido sin dificultades por los extraterrestres, los científicos utilizaron como indicadores los púlsares, estrellas de neutrones que giran a una gran velocidad y emiten pulsos muy intensos de radiación electromagnética.
Cada pulsar es único y tiene una vida de miles de millones de años, lo que los convierte en puntos de referencia ideales. Por eso Drake creó un mapa en el que aparecían una decena de estos fenómenos celestes junto a la imagen de dos seres humanos, un hombre y una mujer, para que los alienígenas nos reconocieran cuando visitaran nuestro planeta.
Dos copias del mapa fueron enviadas con las sondas Pioneer 10 y Pioneer 11 en los años 1972 y 1973 respectivamente. Mapas similares también fueron puestos dentro de la Voyager 1 y la Voyager 2, lanzadas en 1977.
Muestra del primer mapa creado por Drake / NASA

Los mapas de las Voyager tenían como soporte discos de oro, que contenían también grabaciones de sonidos de la naturaleza, por ejemplo truenos y erupciones de volcanes, así como ruidos relacionados con los humanos: el sonido de un tren, el de un carro y un caballo, y el de un beso de una madre a su hijo, expone 'Mail Online'.

¿Qué posibilidades tenemos de ser encontrados?

Actualmente las sondas Voyager son las naves espaciales que han viajado más lejos de todas las que han sido lanzadas desde nuestro planeta; una de ellas incluso ha entrado en el espacio interestelar. ¿Significa eso que las posibilidades de ser hallados por los extraterrestres son muy altas?
"Son muy bajas", comentó Drake. "La sonda se mueve a unos 10 kilómetros por segundo, y a esta velocidad –teniendo en cuenta la distancia típica entre los astros– tardará medio millón de años para pasar de una estrella a otra. Y, por supuesto, no se dirige a ninguna estrella en concreto, sino que simplemente va hacia donde va".

lunes, 14 de agosto de 2017

Un estadounidense halla un meteorito en llamas en su patio trasero


Al escuchar un fuerte estruendo fuera de su casa, al principio el hombre pensó que se trataba de un accidente automovilístico.



Un ciudadano estadounidense de la ciudad de Appling, ubicada en el estado de Georgia, se llevó una gran sorpresa al descubrir en el patio trasero de su casa un meteorito rosado todavía en llamas dentro de un cráter. El hombre grabó con su celular el objeto y lo subió a YouTube.
Según informa 'The Daily Mail', el 21 de julio Jay Sullivent escuchó un fuerte estallido fuera de su casa y pensó que se trataba de un accidente de autos. Sin embargo, no encontró ningún vehículo fuera, pero sí halló en el césped de su patio un círculo quemado con humo elevándose.
Al acercarse, Sullivent observó dentro del hueco una roca rosada que todavía estaba encendida y sintió el calor que desprendía. "¡Es un maldito meteorito!", exclamó en el video, tras lo cual retiró el objeto con una navaja. El cráter, según sus estimaciones, era de unos 15 centímetros de ancho y de profundidad.

sábado, 12 de agosto de 2017

La NASA vuelve a captar una mancha solar tan grande como la Tierra


La agencia espacial estadounidense ha publicado imágenes en cámara rápida de AR2665, que volvió a estar visible luego de un periodo de baja actividad solar.




Los satélites de la NASA que controlan la actividad del Sol han vuelto a registrar la mancha solar AR2665, que es más grande que la Tierra y quedó oculta hace alrededor de dos semanas.

Unas fotografías en cámara rápida captadas por el telescopio del Observatorio de la Dinámica Solar —que orbita la Tierra desde febrero de 2010— han revelado que su tamaño se ha reducido y ahora presenta varios bucles y arcos en su superficie.

La primera observación de AR2665 tuvo lugar el pasado 5 de julio, luego de un período de baja actividad solar. A principios de agosto, esa mancha solar produjo una intensa eyección de masa coronal (EMC) —plasma y ondas magnéticas solares— en la parte más alejada del Sol.

Las manchas solares, cuyo ciclo de vida varía y puede durar desde días hasta meses, son regiones del Sol con temperaturas relativamente más bajas que presentan una actividad magnética de gran intensidad.