viernes, 26 de mayo de 2017

Descubren uno de los mecanismos esenciales para la formación de la vida


Los científicos ahora esperan profundizar en los métodos de transferencia de información a nivel molecular, responsables de iniciar los procesos genéticos, la reproducción y la evolución.



Un grupo de investigación internacional ha logrado identificar el proceso de formación de los nucleótidos, uno de los principales componentes del ácido ribonucleico (ARN) y el ácido desoxirribonucleico (ADN), los elementos esenciales para el origen de la vida en la Tierra.
El equipo de investigadores de la University College de Londres, la Universidad de Harvard y el Hospital General de Massachusetts, ha descifrado el mecanismo que permite la formación de las dos principales clases de nucleótidos: la purina y la pirimidina.
Anteriormente se creía que las dos clases de nucleótidos se formaban independientemente una de la otra y bajo condiciones incompatibles para la síntesis molecular. Sin embargo, el nuevo estudio ha demostrado que tanto la purina como la pirimidina pueden formarse bajo un mismo ambiente y a partir de elementos que existen en la naturaleza aún antes de que se dé inicio a la vida.
Asimismo, el equipo de investigación, que ha publicado los resultados de su estudio en la revista 'Nature Communications', ha demostrado cómo estos nucleótidos se sintetizan para formar moléculas de RNA.
Los científicos ahora esperan profundizar en los mecanismos de transmisión de la información entre los nucleótidos a nivel molecular, procesos esenciales para la genética, la reproducción y la evolución. Esto permitirá al ser humano comprender los métodos esenciales para la transferencia de la información en el proceso de la creación de vida en nuestro planeta.

Un satélite de la NASA registra más de 800 destellos "inesperados" procedentes de la Tierra


El Observatorio de Clima del Espacio Profundo capta imágenes de una gran variedad de fenómenos lumínicos provenientes de nuestro planeta.



Entre junio de 2015 y agosto de 2016, el satélite climático y de observación terrestre conocido como Observatorio de Clima del Espacio Profundo (DSCOVR, por sus siglas en inglés) captó 866 destellos procedentes de la Tierra, según lo ha anunciado la NASA.
"Está claro que la fuente de los destellos no se encuentra sobre la tierra", asegura el científico Alexander Marshak, la primera persona que vio las luces. Según él, éstas provienen de los océanos, pero no desde su superficie, sino desde alturas mucho mayores.
Marshak afirma que la fuente de las luces se encuentra en los cirros sobre el agua, nubes ubicadas a 5–8 kilómetros de altitud que contienen partículas "horizontalmente orientadas" de hielo que reflejan la luz del sol.
El científico cree que la detección de luces como estas podría resultar útil en varios ámbitos, como en las mediciones de las cantidades del calor que llega y sale de la Tierra.

jueves, 25 de mayo de 2017

La Antártida se vuelve verde


Según un reciente estudio, el cambio climático ha influido drásticamente en la vida vegetal del polo sur durante los últimos 50 años.



La Antártida se vuelve cada vez más verde y la vegetación crece allí rápidamente debido al cambio climático, según se desprende de un reciente estudio de un grupo de científicos encabezado por la Universidad de Exeter (Reino Unido).
Tras recopilar datos de los últimos 150 años y analizar cinco bancos de musgo en tres lugares diferentes del continente, los investigadores detectaron un aumento considerable de la actividad biológica en el polo sur durante los últimos 50 años.
Matt Amesbury, uno de los autores del estudio, aseguró que los aumentos de temperaturas durante el último medio siglo "han tenido un efecto dramático en los bancos de musgo que crecen en la región". El científico añadió que si la tendencia continúa, debido al aumento de las "cantidades de tierra libre de hielo por el repliegue continuo de los glaciares", la Antártida "será un lugar mucho más verde en el futuro", cita sus palabras el portal Phys.org.
"La sensibilidad del crecimiento del musgo a los aumentos de la temperatura en el pasado sugiere que los ecosistemas se alterarán rápidamente bajo calentamiento en el futuro, propiciando cambios importantes en la biología y en el paisaje de esta región icónica", subraya el profesor y el investigador principal del estudio, Dan Charman.
Ahora los investigadores tienen previsto examinar los datos de hace miles de años para averiguar en qué medida el cambio climático afectaba los ecosistemas antes de que las actividades de la humanidad empezaran a causar el calentamiento global.

Un extraño objeto se mueve dentro de las nubes de gas interestelar a 120 kilómetros por segundo


Los científicos lo han bautizado como Bala y creen que podría estar formado a partir de un agujero negro errante, desconocido hasta este momento.



Astrofísicos de la Universidad de Keio (Japón) han encontrado un extraño objeto espacial que se mueve dentro de las nubes de gas interestelar a una velocidad de 120 kilómetros por segundo. Los científicos lo han bautizado como Bala y creen que podría estar formado a partir de un agujero negro errante, desconocido hasta este momento, que se encuentra en los confines de la Vía Láctea, informa un comunicado de la página web del observatorio de Nobeyama.
Es difícil localizar agujeros negros con los telescopios, por la sencilla razón de que son completamente negros. Pero en algunos casos, los agujeros negros provocan efectos visibles. Por ejemplo, si un agujero negro tiene una estrella compañera, el gas que fluye dentro del agujero se arremolina alrededor de este en forma del disco. Este disco se calienta debido a la enorme fuerza gravitacional del agujero negro y emite radiación intensa.
Un equipo de investigación dirigido por Masaya Yamada y Tomoharu Oka, utilizaron unos telescopios situados en Chile y en Japón para estudiar una nube molecular formada por remanentes de la supernova W44, situada a 10.000 años luz de la Tierra.
Allí, dentro de estas nubes de gas que han quedado de la estrella, es donde detectaron esta materia estelar que acelera rápidamente y cuya energía cinética es decenas de veces mayor que la que se podría obtener durante la explosión de una estrella en condiciones normales.
Los estudios teóricos calculan que la Vía Láctea acoge entre 100 millones y 1000 millones de agujeros negros, de los que hasta el momento solo se ha conseguido localizar unos sesenta.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Centroamérica, ante una inminente amenaza climática


La sequía provocada por el cambio climático está impactando fuertemente en esta región, hasta el punto de que los especialistas le han dado un nombre: el Corredor Seco.



La Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, que reúne a expertos de Guatemala, Honduras y El Salvador, viene advirtiendo de los peligros del cambio climático en la región. Sus esfuerzos se centran en el llamado Corredor Seco de América Central, que va desde Chiapas, en México, hasta el norte de Costa Rica.
"El fenómeno de El Niño, potenciado por el cambio climático, ha provocado que el Corredor Seco de Centroamérica sea una de las zonas más vulnerables del mundo", sostiene Héctor Aguirre, gerente de la Mancomunidad, citado por Diario Co Latino. Y ello se debe tanto a "las inestables condiciones meteorológicas", como a lo que puede ser "la peor sequía de los últimos 30 años", después de que se hayan encadenado "tres grandes períodos desfavorables", explica.
Un ejemplo de lo que viene sucediendo se puede observar en la laguna de Atescatempa, en Jutiapa, Guatemala, que llegó a medir 15 kilómetros de diámetro y hoy es apenas un charco.
Según información de la Mancomunidad, actualmente 3,5 millones de personas están afectadas por la sequía en los tres países que la integran. Asimismo, se estima que más de dos millones van a necesitar "asistencia alimentaria inmediata, asistencia sanitaria, recuperación de medios de vida y un aumento de su resiliencia", entre otros aspectos.
Aguirre advierte que esta crisis "evidencia la extrema vulnerabilidad" de los agricultores de subsistencia, jornaleros y familias de bajos recursos "ante la irregularidad de la lluvia", lo que se traduce en "pérdida de cosechas, deterioro en seguridad alimentaria y nutricional".
'Bosques para Siempre', 'Hambre Cero', 'Ciudad Limpia', 'Aguas Compartidas' y 'Territorio Indivisible' son los nombres de algunos programas que esta entidad impulsa en 26 municipios con el objetivo de paliar la crisis. La Mancomunidad recibe apoyo y financiación de la Unión Europea, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Finlandia, el PNUD y OXFAM Italia, ente otros.