Ir al contenido principal

Microbios encontrados en el desierto de Atacama pueden ser un indicio de vida en Marte



En 2015 el astrobiólogo alemán Dirk Schulze-Makuch viajó junto con un equipo internacional de investigadores a uno de los sitios más inhóspitos de la Tierra: la zona más seca del desierto de Atacama, en Chile.



Su objetivo era saber si existía vida en el lugar más árido del planeta más allá de los polos. Y, entonces, llovió.

Ese excepcional evento que ocurre una vez por década permitió a los investigadores registrar una explosión de actividad biológica y, que incrementó sus esperanzas de que haya vida en Marte.

Según el estudio que publicó el equipo de Schulze-Makuch este lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS), en Atacama existe una comunidad de bacterias resistentes que pueden pasar décadas en estado latente, sin agua, para luego reactivarse y reproducirse con la lluvia.

"Otros investigadores habían logrado encontrar organismos moribundos cerca de la superficie y restos de ADN en el pasado", dijo Schulze-Makuch al periódico de la Universidad Estatal de Washington, donde es docente.

"Pero —continuó— esta es realmente la primera vez que alguien es capaz de identificar una forma de vida persistente en el suelo del desierto de Atacama".

Schulze-Makuch incluso dio un paso más y afirmó: "Creemos que estas comunidades microbianas pueden permanecer latentes durante cientos o incluso miles de años en condiciones muy similares a las que pueden encontrarse en un planeta como Marte y luego volver a la vida al llover".
Luego de la visita de 2015, los investigadores regresaron a Atacama para tomar muestras en 2016 y 2017.

En esos viajes descubrieron que, ante la creciente ausencia de humedad, aquellas comunidades microbianas que se habían activado por la lluvia comenzaban a retraerse de forma gradual hacia el estado de latencia.

En otras palabras, estas comunidades "han evolucionado para adaptarse a las severas condiciones", dice el estudio de PNAS.


¿Vida en Marte?

"Nuestros nuevos descubrimientos tienen importantes repercusiones en la búsqueda de vida en Marte", escribió este lunes Schulze-Makuch en la revista de divulgación científica Air & Space.

"Ese planeta solía ser mucho más húmedo de lo que es ahora, pero incluso hoy en día hay eventos ocasionales que podrían proporcionar humedad a microorganismos latentes", agregó.

Hace miles de millones de años, Marte tenía océanos y lagos donde es posible que existieran formas simples de vida.

Además, en los últimos años, distintas investigaciones han afirmado que en hoy en día en la superficie de Marte podrían existir minerales en estado hidratado, corrientes de agua salada y hasta tormentas de nieve nocturnas.

"Al igual que en las áreas más secas de Atacama, cualquier microbio en Marte podría reactivarse al entrar en contacto con suficiente humedad", escribió el investigador alemán.
"En ese caso, el planeta puede no estar tan sin vida como alguna vez pensamos".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …