sábado, 28 de mayo de 2016

Satélites observan por vez primera uno de los fenómenos naturales más misteriosos de la Tierra

satélites observan un fenómeno terrestre
La NASA ha logrado por primera vez observar el fenómeno de la reconexión magnética, que provoca explosiones visibles a miles de millones de años luz.

Te puede interesar: Logran erradicar el VIH por medio de un tratamiento experimental




Una flotilla de cuatro sondas espaciales de la NASA ha logrado observar uno de los misterios más profundos de la física del espacio: la llamada 'reconexión magnética', proceso que permite que la energía del campo magnético del Sol se filtre dentro de la Tierra provocando unas condiciones climáticas potencialmente dañinas. Los protagonistas del logro han sido expertos del Instituto de Investigación Southwest (SwRI) y de la Universidad de Maryland, en EE.UU. A su juicio, el hallazgo tiene "implicaciones significativas" para el espacio, la física solar, la astrofísica y la física de plasma fundamental, según un comunicado de la NASA.
Los especialistas estudiaron los datos de la Misión Multiescala Magnetosférica (MMS) que, después de solo unos meses en órbita, volaron a través sobre un área del espacio donde tuvo lugar la citada reconexión y midieron, por primera vez en la historia, el movimiento de los electrones que se cree responsables del fenómeno.

Te puede interesar: EE.UU. aprueba un dispositivo para detener las hemorragias por herida de bala en segundos



Los resultados han sido "completamente inesperados", afirma James Burch, investigador principal de la MMS y científico espacial del Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio (Texas, EE.UU.). "Pensamos que sería difícil hacer las mediciones y que todo sería turbulento y desordenado", admite.
La reconexión magnética se produce en los núcleos de las galaxias y provoca explosiones visibles a miles de millones de años luz cuando dos líneas de campos opuestos se rompen y se conectan entre sí, lo que libera una gran cantidad de energía, describe un estudio publicado en la revista 'Science'. En el Sol el fenómeno causa erupciones solares equivalentes a medio millón de bombas atómicas, y en la Tierra se traduce en tormentas magnéticas y auroras boreales.

2 comentarios: