China apunta a la Luna y a Marte para convertirse en una potencia espacial


Según sus proyecciones, en los próximos cinco años, además de llegar al satélite natural de la Tierra y al planeta rojo, podrían también tener su propia estación espacial.



El Gobierno chino se prepara para conquistar el espacio. En cinco años pretende alcanzar zonas clave de la Luna e, incluso, llegar a Marte, con lo que el país podría convertirse en una nueva potencia espacial.
El Consejo de Estado de la República Popular China presentó el denominado 'Libro Blanco', en el que detalla los proyectos con los que quieren realizar un uso pacífico del espacio, garantizar su seguridad nacional y avanzar en investigaciones científicas, según detalla el diario britátnico 'Daily Mail'.
Con el claro objetivo de "hacer de China una potencia espacial en todos los aspectos", el gigante asiático comenzará con estas misiones el año próximo. Se prevé que la sonda Chang E-5 llegue a la Luna, obtenga muestras y regrese a la Tierra antes de que termine 2017.
Para el año siguiente, se espera que la Chang E-4 alunice en la cara oculta de nuestro satélite natural, donde explorará el ámbito de las telecomunicaciones. Allí, los especialistas estiman que podrán encontrar un entorno 'limpio' de señales de radio.

Los pasos siguientes

De acuerdo con las proyecciones del 'Libro Blanco', China lanzará también su primer módulo a Marte, con el objetivo de aterrizar allí y tomar muestras del terreno. La misión también permitirá estudiar las órbitas del planeta rojo y de Júpiter así como de su cinturón de asteroides.
No obstante, su programa espacial no se detendrá allí, ya que, según el Consejo de Estado, en 2022 China podría tener operativa su propia estación espacial.

Otros proyectos

El Gobierno de Pekín también anunció que comenzará a trabajar en el desarrollo de cohetes de lanzamiento de cargas pesadas y en tecnologías de impulso no tóxicas y no contaminantes. También ampliará su red de satélites e investigará en la comprobación de varias teorías científicas, como la de las ondas gravitacionales.

Comentarios