Ir al contenido principal

Arranca la construcción del telescopio más grande del mundo en Chile


El mayor telescopio óptico infrarrojo es "uno de los mayores exponentes de las posibilidades de la ciencia y la tecnología", según la presidenta chilena Michelle Bachelet.



La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha dado inicio a la construcción del mayor telescopio óptico infrarrojo del mundo, denominado 'European Extremely Large Telescope' (Telescopio europeo extremadamente grande, E-ELT, por sus siglas en inglés).
Bachelet encabezó este viernes la ceremonia de colocación de la primera piedra del telescopio celebrada en la Región de Antofagasta.
Según explica la página web del Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés), el aparato diseñado para la exploración de los planetas extrasolares será completado en el 2024 en el desierto chileno de Atacama. El telescopio, con un valor de 1.000 millones de euros (más de 1.100 millones de dólares), será equipado con cinco espejos, el más grande de ellos contará con casi 800 paneles hexagonales con un diámetro de 1,4 metros.
Los datos proporcionados por el ESO indican que la cúpula del telescopio tendrá una superficie de unos 86 metros de diámetro, comparable a un campo de fútbol. El peso total de la construcción será de 5.000 toneladas, de las cuales 3.000 corresponderán a la parte móvil.
Según el sitio web del Gobierno chileno, Bachelet ha precisado que desde el E-ELT será posible estudiar las primeras estructuras formadas en el universo o detectar nuevos planetas.
La líder chilena ha destacado que el proyecto es "uno de los mayores exponentes de las posibilidades de la ciencia y la tecnología", así como "de las capacidades que se pueden lograr con la cooperación internacional". De momento, en Atacama está en funcionamiento el radiotelescopio ALMA ('Atacama Large Millimeter/submillimeter Array'), uno de los complejos astronómicos más potentes del mundo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Resuelven el misterio de una caja blanca que cayó del cielo hace 55 años

El enigma de más de medio siglo finalmente ha sido resuelto gracias a los documentos secretos de la CIA recientemente desclasificados.



Esta llamativa historia comenzó en 1962, cuando David McPherson descubrió una extraña caja blanca con enormes lentes colgada de un paracaídas podrido en un bosque cerca de la ciudad Moncton, en Canadá. El misterio incluso se profundizó más cuando al transportarla a la casa de la familia McPherson, el objeto fue rápidamente confiscado por militares. McPherson pensó que podía tratarse de una cámara de espionaje estadounidense, posiblemente lanzada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA). El hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que McPherson y su familia se la entregaran voluntariamente a cambio de respuestas que nunca llegaron, no hizo más que aumentar sus sospechas. Ahora, más de cinco décadas después de que se descubriera el objeto, los documentos recientemente desclasificados por la CIA han revela…