Ir al contenido principal

¿Qué está pasando con las banderas que EE.UU. plantó en la Luna?


Cinco de las seis banderas colocadas en el satélite hace 45 años aún permanecen en pie, pero las extremas condiciones de la superficie lunar las han cambiado drásticamente.



A pesar de que cinco de las seis banderas de EE.UU. que los astronautas de las misiones Apolo plantaron en la Luna aún permanecen en pie luego de 45 años, su esplendor ya no es el mismo: las extremas condiciones a las que están sometidas han provocado cambios significativos en su apariencia y composición.

"Las banderas han estado expuestas a la gran ferocidad del ambiente de la Luna, que alterna 14 días de luz solar abrasadora y 100° C de calor con 14 días de oscuridad y -150° C de frío helado", señala el investigador lunar Paul Spudis en la revista 'Air&Space', explicando que un día lunar equivale a 28 días terrestres.

"Pero aún más perjudicial que ello es la intensa radiación ultravioleta de luz solar pura y sin filtrar sobre la tela de las banderas", agrega el científico, haciéndose eco de las evaluaciones realizadas por el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA en 2012.

¿Qué aspecto tienen actualmente?

En primer lugar, lo más probable es que hayan perdido todo su color hasta emblanquecerse por completo, pues la Luna no cuenta con ninguna atmósfera que pueda mitigar los rayos ultravioleta (UV) provenientes del Sol, que hacen que se pierdan los químicos que componen los colores.

"Incluso en la Tierra, los colores de una bandera de tela que ondee bajo la luz del sol durante años al final se desvanecen", aseveró Spudis. En segundo lugar, las insignias podrían estar en proceso de desintegración, ya que esos mismos rayos solares —cuya longitud de onda causa también quemaduras en la piel— tienen la capacidad de descomponer las fibras de la tela.

Verificar el estado de estas banderas será uno de los objetivos de las futuras misiones a la Luna, comenzando por la aproximación al satélite que realizará la empresa aeroespacial SpaceX a finales de 2018.

Comentarios

  1. Super interesante sólo ahora me puse a pensar sobre las cosas que dejamos en el espacio

    ResponderEliminar
  2. Una inquietud muy grande: PORQUE LA BANDERA ONDE SI EN LA LUNA NO HAY ATMOSFERA?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La fuerza que se aplico para enterrar la bandera en el suelo lunar hizo que se moviera la tela (bandera), y como no hay atmósfera pareciera como si ondeara.

      Eliminar
    2. Las banderas ondean porque en la luna no hay gravedad y eso hace que sifan en pie

      Eliminar
  3. Te felicito Don Andrés por ese argumento eres un buen estudiante me imagino

    ResponderEliminar
  4. Eres pila amigo te felicito por tu explicación

    ResponderEliminar
  5. como se mantienen las huellas de las pisadas tanto tiempo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gravedad inexistente del satélite que rodea la tierra hace que los componentes del suelo sean similares a polvo volátil, por lo tanto al pisar este se transforma en víctima de una suela de plomo cuya consistencia es incompatible con las sustancias que posee dicho duelo, por lo cual se produce una marca imborrable y por consecuencia queda hueco ese sector del suelo lunar.

      Eliminar
  6. NASA es una gran mentira jamás llegaron a la luna. Miren evidencias.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.