Ir al contenido principal

Descubren algo sorprendente cerca del ecuador de Marte


Científicos hallaron en imágenes de archivo de la NASA la posible presencia de agua congelada en un lugar de Marte donde no debería existir.



Tras volver a analizar imágenes de Marte en archivos de la NASA, un equipo de científicos liderado por Jack Wilson, de la Universidad Johns Hopkins de EE.UU. ha descubierto evidencia de una hidratación significativa ―posiblemente, agua congelada― cerca del ecuador marciano. De acuerdo con la web de la agencia espacial, los científicos estiman que no debería existir agua en esa región.
En su estudio, los investigadores volvieron a procesar datos recogidos entre 2002 y 2009 por el espectrómetro de neutrones instalado a bordo de la sonda espacial Mars Odyssey. El equipo mejoró considerablemente la resolución de las imágenes, reduciendo lo borroso y obteniendo una imagen más nítida de la superficie marciana.
Tras realizar estas labores, los científicos descubrieron inesperadamente grandes cantidades de hidrógeno ―que a altas latitudes es un signo de hielo enterrado― en la zona de la formación Medusae Fossae. Pero la ciencia no puede explicar cómo podría preservarse helada el agua en esa zona, y la teoría principal es que una mezcla del hielo y del polvo procedente de las áreas polares pudo haber realizado un ciclo a través de la atmósfera cuando la inclinación axial de Marte era más grande que en actualidad.
Sin embargo, Wilson destaca que eso debería haber ocurrido hace miles de millones de años y que cualquier fracción de hielo depositado en la zona debería haber desaparecido mucho tiempo atrás. El investigador señala que el hallazgo tal vez podría explicarse "en términos de extensos depósitos de sales hidratadas, pero también es difícil de explicar cómo llegaron a estar en la formación".
"Por ahora sigue siendo un misterio digno de un estudio adicional, y Marte sigue sorprendiéndonos", concluyó Wilson.
La web de la NASA señala que la posible presencia de agua helada cerca del ecuador es de gran interés para las futuras expediciones a Marte, dado que los astronautas podrían utilizarla como fuente de agua o para la producción de combustible de hidrógeno. 

Comentarios

  1. ¡Es gas metano congelado! (átomos de Carbono saturados por cuatro átomos de Hidrógeno) igual condición en la cual se encuentra afectado el hielo glacial en los polos y la Antártida en nuestro planeta; el calentamiento global ha estado liberando gradualmente al Metano congelado atrapado desde la última glaciación y ha resultado en ser un importante factor responsable del cambio climático como consecuencia del efecto invernadero. Marte es el reflejo de lo que nos ocurrirá de continuar ese proceso de liberación del gas Metano.

    ResponderEliminar
  2. ¡Es gas metano congelado! (átomos de Carbono saturados por cuatro átomos de Hidrógeno) igual condición en la cual se encuentra afectado el hielo glacial en los polos y la Antártida en nuestro planeta; el calentamiento global ha estado liberando gradualmente al Metano congelado atrapado desde la última glaciación y ha resultado en ser un importante factor responsable del cambio climático como consecuencia del efecto invernadero. Marte es el reflejo de lo que nos ocurrirá de continuar ese proceso de liberación del gas Metano.

    ResponderEliminar
  3. La ciencia hoy en día, está en pañales y la manipulación interesada de grandes corporaciones ,crea confusión mezclando evidencias y falacias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …