Ir al contenido principal

Un nuevo sistema de detección de meteoritos comienza a cosechar éxito


Esta técnica permitió recuperar más de seis fragmentos de un bólido que cruzó la atmósfera el pasado mes de enero.



Recuperar fragmentos de meteoritos que impactan en la Tierra comienza a ser más sencillo gracias al equipo Rápida Detección y Recuperación de meteoritos (RADARMET) empleado por científicos de Estados Unidos, informa Phys.org.
Este sistema ha sido desarrollado por la Universidad de Arizona y la NASA, y permite encontrar meteoritos a través de información extraída de una red de radares.
El pasado 16 de enero, este instrumento facilitó en un plazo de dos días la obtención de seis fragmentos de un bólido que se fragmentó tras cruzar la atmósfera terrestre. La operación se llevó a cabo en el estado de Michigan, EE.UU.
Vishnu Reddy, profesor asistente del laboratorio planetario y lunar de la Universidad de Arizona y a cargo de RADARMET, explicó a la prensa que desde el punto de vista científico es de suma importancia encontrar el meteorito lo más pronto posible para poder preservar cualquier tipo de muestra biológica extraterrestre que sea útil para futuras investigaciones.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Asteroide del tamaño de un tranvía pasará este viernes muy cerca de la Tierra

El asteroide, denominado '2018 DV1', se acerca a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo.


Un asteroide de entre 5,6 y 12 metros de diámetro pasará cerca de la Tierra este 2 de marzo, indicó el programa de seguimiento de asteroides Jet Propulsion de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), informa Space.com. El asteroide, denominado '2018 DV1', llegará a estar a unos 113.000 kilómetros de nuestro planeta a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo. Fue descubierto por el Mount Lemmon Survey, ubicado en Arizona, al oeste de Estados Unidos. A pesar de la cercanía, los expertos aseguran de que no hay peligro de colisión con la Tierra. El asteroide 2018 DV1 sería el número 18 que sobrevuela nuestro planeta a una distancia cercana este año.  El 2018 DV1 podrá verse en línea, a través de diferentes páginas que ofrecerán una retransmisión del evento en directo a partir de las 5:30 UTC.

Revelan dónde y cuándo caerá a la Tierra la tóxica estación espacial china

Tiangong-1, la primera estación espacial china, se encuentra fuera de control y caerá sobre el planeta en cuestión de unas semanas.



La estación espacial china Tiangong-1, fuera de control desde marzo de 2016, caerá a la Tierra alrededor del 3 de abril, o una semana antes o después, según estimaciones de la estadounidense Aerospace Corporation. Por su parte, la Agencia Espacial Europea cree que al aparato –de 8,5 toneladas de peso– reentrará a la atmosfera terrestre en algún momento entre el 24 de marzo y el 19 de abril. La empresa estadounidense indicó que "hay la posibilidad de que una pequeña cantidad de restos de Tiangong-1 sobreviva a la reentrada e impacte el suelo", lo que se produciría en algún punto indeterminado dentro de una franja de "varios cientos de kilómetros". Aerospace Corporation señala que Tiangong-1 reentraría a la atmosfera en algún punto entre los 43 grados de latitud norte y 43 grados de latitud sur. Las zonas donde es más alta la probabilida…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.