Ir al contenido principal

Los agujeros negros ponen en jaque a la mecánica cuántica

La pérdida de información en los agujeros negros puede derribar uno de los pilares de la mecánica cuántica, que se basa en el hecho de que la información cuántica que lleva incorporada la materia jamás se destruye.

Muchas veces se ha escuchado decir que los agujeros negros destruyen cualquier información que llega a ellos. ¿Por qué es un problema enorme para los físicos, y los mejores científicos del mundo tratan de resolverlo? Así lo cuenta el portal Hi-news.ru.

Te puede interesar: Una nueva Tecnología hace que las células cancerígenas " SE ASESINEN "
¿Qué es la paradoja de la pérdida de información en los agujeros negros? Primero hay que tener en cuenta lo que es la "información" para los físicos. Cualquier partícula de materia, en efecto, lleva íntimamente asociada información física sobre las características que le permiten existir tal y como es. Uno de los pilares de la mecánica cuántica, sin la cual la teoría no funcionaría en absoluto, se basa en el hecho de que la información cuántica que lleva incorporada la materia jamás se destruye. Así, se supone que aunque los objetos se destruyen en el agujero negro, su información cuántica queda intacta allí.

En 1975, Stephen Hawking logró demostrar que en realidad los agujeros negros son capaces de emitir radiación. Este proceso desde entonces lleva su nombre y se conoce como 'radiación Hawking'.

Te puede interesar: Científicos alerta por la nueva tecnología que modifica genes podría causar consecuencias terribles
Pero esta idea planteó un serio problema. Si los agujeros negros emiten radiación, eso significa que van perdiendo masa, y la consecuencia es que el agujero negro se iría haciendo cada vez más pequeño evaporándose hasta desaparecer por completo del universo.
Y si fuera cierto que los agujeros negros pueden evaporarse, toda esa información cuántica sobre el estado de cada partícula se perdería para siempre, algo que no tiene ningún sentido en el universo en el que vivimos y que cuestionaría seriamente todo lo que sabemos sobre la naturaleza de la materia, el espacio y el tiempo.

Te puede interesar: Crean el primer líquido poroso
Los mejores astrónomos del mundo llevan decenas de años intentando resolver este problema. Hay varias variantes: Los agujeros negros no se evaporan, Hawking se equivocó; la información en el agujero negro fluye de algún modo con la 'radiación Hawking'; el agujero negro la mantiene hasta el último momento y después toda la información se libera al universo de repente; la información se comprime en un espacio microscópico que se mantiene después de la evaporación del agujero negro.

Pero recientemente Stephen Hawking volvió a sorprender al mundo asegurando haber ampliado sus ideas sobre la naturaleza de los agujeros negros y haber encontrado un nuevo mecanismo capaz de resolver la paradoja. Supuso que todas las partículas dejan una especie de "copia" de sí mismas que puede escapar del agujero negro en forma de radiación. Es decir, que la información no se destruiría ni siquiera cuando el agujero negro desaparece.

Te puede interesar: El nuevo avión llamado Skreemr volará 10 veces más rápido que el sonido
Si es cierto y la información se preserva tal y como manda la mecánica cuántica, estaríamos ante una nueva prueba de que la teoría es correcta y capaz de explicar realmente el universo que nos rodea.

Pero por ahora no es nada más que una conjetura, porque incluso la 'radiación Hawking' no está todavía probada, y recién dentro de muchas decenas de años vamos a saber si estas teorías son acertadas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.