Cuadro de búsqueda

Cargando...

domingo, 4 de septiembre de 2016

El relajado diálogo de dos cosmonautas rumbo a la EEI

imagen de la atmósfera de la tierra tomada desde la estación espacial internacional

¿Se ha preguntado alguna vez qué piensan los tripulantes de la Estación Espacial Internacional? Una reveladora conversación de dos cosmonautas rusos arroja luz sobre sus pensamientos.



El pasado mes de mayo el canal 'Hacia arriba, en el espacio' ('Vvys, v kosmos', en ruso) publicó en YouTube un video grabado en el interior de la Soyuz TMA-16M durante su vuelo hacia la Estación Espacial Internacional (EEI), que tuvo lugar en marzo de 2015.
En el video se aprecian todas las fases del vuelo, pero lo más curioso de todo es la conversación que mantienen los cosmonautas Gennadi Pádalka y Mijaíl Kornienko, que vuelan con el estadounidense Scott Kelly. La filosófica, curiosa y, al mismo tiempo, triste conversación, se ha hecho popular este mes de agosto, y no solo entre los aficionados al espacio.
En el video, que dura más de 2,5 horas, los cosmonautas entablan principalmente conversaciones técnicas. No obstante, una hora después del inicio del vuelo (1.41.00 en el minutado del video) los cosmonautas tienen tiempo para hablar sobre temas y sensaciones más abstractas. Este fue su sorprendente diálogo:
Pádalka: "Vaya por Dios, chicos, un año entero [en el espacio]".
Kornienko: "No me lo recuerdes".
Pádalka: "Vosotros sois ***[palabra malsonante] héroes. Vais a ser héroes".
Kelly: "Sí".
Pádalka: "Todo estará bien, no te preocupes".
Kornienko: "Un buen equipo es lo más importante".
Pádalka: "El elenco va a cambiar constantemente. Entonces [el nombre del cosmonauta mencionado no se oye bien] llega aquí,  *** te fastidiará un poco, pero no importa...".
Kornienko: "...será bastante difícil".
Pádalka: "¿Qué hacer?".
Kornienko: "Nada. Vamos a adaptarnos. Luego [otro nombre de cosmonauta] llega, y podemos ir a casa. Todavía no he llegado allí, pero ya planeo volver a casa".
Pádalka: "Oh, ***. Me gustan las despedidas, los lanzamientos y luego pienso: ¿para qué diablos vine aquí?".
Kornienko: "Jaja, sí. Luego vienen duros días de trabajo y se acabó".
Pádalka: "Allí abajo es interesante: los niñitos, las mujeres nos dicen adiós, lágrimas. Y yo pienso: ¿para qué, ***, necesitamos todo esto?"
Kornienko: "Sí, cuando llegas [a la EEI], uno siente depresión. Y luego mejora… Es normal".
Pádalka: "Pero ya está, ***, es la última vez, ***".
Kornienko ríe mucho, ya que fue el quinto vuelo espacial de su colega Pádalka, que ha pasado en el espacio 878 días durante toda su vida. "Cuando vuelvas a volar, me debes una botella [de alcohol]", continúa Kornienko.
Pádalka: "Sí, chicos. Chicos, es verdad. Es mi último vuelo. Basta".
Kornienko: "Lo dices ya por décima vez. Vivimos mientras trabajamos y volamos. El día que caigas en el sofá ya todo se acabó, ***. Así que no lo olvides. Mira, 270 kilómetros hasta la estación. Y allí ya nos esperan. Vamos a abrir latas [de conserva] y a tener aperitivo".
Pádalka: "Cordero ***. Con té caliente".

Te puede interesar: Crean un análogo de Pokémon Go para 'cazar' mensajes de los difuntos

1 comentario:

  1. Que irónico.... mientras ellos desean no volver a salir, yo deseo con salir y verlo por mi mismo.

    ResponderEliminar