Una fuerte corriente de viento solar provoca unas espectaculares auroras boreales


Pocas horas después del solsticio de invierno, una fuerte corriente de viento solar provocó una espectacular explosión de auroras boreales.

El 22 de diciembre, pocas horas después del solsticio de invierno, una masa de partículas energéticas del Sol impactó contra el campo magnético de la Tierra. La fuerte corriente de viento solar provocó una espectacular explosión de auroras boreales sobre el norte de Canadá, informó en un comunicado la NASA.

Los afortunados espectadores del deslumbrante fenómeno natural pudieron fotografiarlo desde la Tierra, mientras que el satélite infrarrojo de la NASA capturó desde el espacio cómo las imponentes auroras se extendían por las regiones canadienses de Columbia Británica, Alberta, Saskatchewan, Manitoba, Nunavut y los Territorios del Noroeste.




"El sensor detectó las emisiones de luz visible a medida que las partículas energéticas caían desde la magnetosfera de la Tierra hacia los gases de la atmósfera superior", explicó la NASA.
Como explica la agencia espacial, este satélite cuenta con un sensor que es capaz de captar señales luminosas "como auroras, luminiscencias nocturnas, luces de gas y la luz reflejada de la Luna" mientras se mueven en el cielo nocturno y crear imágenes con ellas.

Comentarios