Ir al contenido principal

El director de Amazon relanza la carrera de cohetes espaciales


Jeff Bezos presentó el primer propulsor aeroespacial de su empresa, que planea sustituir a los motores rusos que se utilizan ahora, y firmó el primer contrato para su cohete superpesado reutilizable.



Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, ha decidido entrar en el sector del transporte aeroespacial privado, hasta ahora dominado por el SpaceX de Elon Musk. Los desarrollos aeroespaciales de Bezos buscan también socavar la dependencia de EE.UU. de los propulsores RD-180 elaborados por Rusia para los cohetes Atlas V estadounidenses.
De acuerdo con los medios, desde 2000 Jeff Bezos invirtió 500 millones de dólares de sus propios recursos en su empresa de transporte aeroespacial Blue Origin. Esta semana, la empresa anunció la firma de su primer contrato con un cliente: la operadora de satélites de comunicación francesa Eutelsat, una de las tres más grandes del mundo por ingresos.
Según el acuerdo, Blue Origin enviará al espacio al menos un satélite geoestacionario de Eutelsat entre 2021 y 2022. Lo hará a través del cohete de carga pesada New Glenn que está construyendo en la actualidad.

El nuevo cohete y propulsor reutilizables

Bezos publicó en su Twitter las imágenes de su primer propulsor BE-4 "totalmente ensamblado" y anunció que el segundo y el tercer propulsor están de camino.

Blue Origin espera que sus propulsores sean usados en los sucesores de los cohetes Atlas V, los Vulcan, cuyo lanzamiento inaugural está previsto para no antes del 2019.
Los BE-4 están diseñados para soportar 100 vuelos y operarán quemando gas natural licuado y oxígeno líquido.
Los propulsores serán utilizados primero en los cohetes reutilizables New Glenn que está desarrollando Blue Origin. Un video publicado por la empresa revela cómo van a ser estos cohetes superpesados.
El video muestra el lanzamiento de uno de estos cohetes, la entrega de su carga en la órbita, así como su regreso a la Tierra. Después de su separación del portador de carga útil, el cohete 'aterriza' de manera vertical en la plataforma de un barco, como lo hacen los Falcon 9 de SpaceX. Tendrá aletas aerodinámicas que permitirán usarlos incluso en condiciones de viento muy fuerte y sin tener que confiar solo en sus propulsores para poder regresar, reveló la empresa.
Bezos reveló más detalles técnicos acerca de sus cohetes en la conferencia Satellite 2017 celebrada esta semana. Además de los cohetes de dos etapas, Blue Origin planea construir cohetes de tres etapas, informa el portal Space News.
Sus alturas serán de 82 metros (el cohete de dos etapas) y 95 (el cohete de tres etapas), lo que convertirá a este último en uno de los cohetes más grandes del mundo después del Saturno V que la NASA usó en su programa Apollo para enviar astronautas a la Luna y el transbordador SLS.
Los New Glenn necesitarán ocho propulsores BE-4 cada uno (siete para su primera etapa y uno para la segunda) y serán capaces de transportar 13 toneladas métricas de carga hasta la órbita geoestacionaria (unos 35.000 kilómetros) y 45 toneladas métricas de carga a la órbita terrestre baja (hasta 2.000 kilómetros). El cohete de tres etapas necesitará un propulsor BE-3 adicional.
Bezos no reveló el costo planeado de sus cohetes, pero afirmó que su objetivo final es reducir al máximo los costes de lanzamiento gracias a la reutilización de los cohetes.
El 22 de enero del 2016, otro cohete reutilizable de Blue Origin, New Shepard, se convirtió en el tercer cohete en la historia en ser lanzado al espacio y haber aterrizado verticalmente sin sufrir daño alguno.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Resuelven el misterio de una caja blanca que cayó del cielo hace 55 años

El enigma de más de medio siglo finalmente ha sido resuelto gracias a los documentos secretos de la CIA recientemente desclasificados.



Esta llamativa historia comenzó en 1962, cuando David McPherson descubrió una extraña caja blanca con enormes lentes colgada de un paracaídas podrido en un bosque cerca de la ciudad Moncton, en Canadá. El misterio incluso se profundizó más cuando al transportarla a la casa de la familia McPherson, el objeto fue rápidamente confiscado por militares. McPherson pensó que podía tratarse de una cámara de espionaje estadounidense, posiblemente lanzada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA). El hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que McPherson y su familia se la entregaran voluntariamente a cambio de respuestas que nunca llegaron, no hizo más que aumentar sus sospechas. Ahora, más de cinco décadas después de que se descubriera el objeto, los documentos recientemente desclasificados por la CIA han revela…