Ir al contenido principal

Un equipamiento de última generación potenciará su estación espacial


Una inversión de cuatro millones de euros permitirá a la antena que la Agencia Espacial Europea tiene en el país recibir nuevas frecuencias y mejorar su capacidad de transferencia de datos provenientes del espacio.



Con la intención de potenciar su funcionamiento, un equipamiento de vanguardia valuado en cuatro millones de euros será instalado -en asociación con la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE)- en la antena parabólica que la Agencia Espacial Europea (ESA) tiene en la provincia argentina de Mendoza, en el oeste del país.
De esa manera, estas instituciones científicas pretenden fortalecer sus recursos de observación terrestre y estudiar mejor el espacio profundo con la intención de integrar misiones extra planetarias, explicó la agencia Télam.
En ese sentido, el jefe de estaciones de la ESA, Pierre Bargellini, detalló que el objetivo es "tener una 'performance' mejor en términos de potencia" y "añadir una nueva banda que reciba el volumen de datos científicos que generan las nuevas misiones".
Por su parte, Diego Aloi, ingeniero en mantenimiento y operaciones de Telespazio, empresa contratista de la ESA, explicó que la nueva tecnología que se instalará en la antena de la localidad mendocina de Malargüe "incluye una nueva cadena de recepción de otra frecuencia a 26 gigas" más la "incorporación de un equipo con una capacidad de procesamiento de datos y velocidad de transferencia muchísimo mayor", que definió como "fundamental para las misiones que se vienen".

Las características de la antena

Esta antena, que tiene un disco parabólico de 35 metros de diámetro, completa un triángulo formado por dispositivos similares en Cebreros (España) y en New Norcia (Australia), que está dedicado a recibir datos de las misiones europeas de exploración del espacio profundo.
Además, el aparato instalado en Mendoza alcanza una cobertura en circunferencia elíptica de 360 grados, lo que le permite cubrir la totalidad del hemisferio sur. De esa manera, podrá seguir sondas que operan a más de dos millones de kilómetros de distancia, lo que permitirá a los científicos argentinos participar en proyectos internacionales de radioastronomía.
Esta potente antena en movimiento apuntando al este permitió captar señales de la misión ExoMars, encargada de "analizar los gases de la atmósfera de Marte", explicaron los especialistas locales, quienes agregaron que también evalúan "el paso de la sonda espacial Gaia", la cual registra "miles de millones de estrellas en el espacio", con el objetivo de crear el mapa estelar más completo hasta el momento.
Esta instalación, operativa desde diciembre de 2012, está localizada a 30 kilómetros al sur de la localidad mendocina de Malargüe, en el oeste de Argentina. En ese lugar, las temperaturas descienden hasta los 18 grados bajo cero en invierno y el viento supera los 100 kilómetros por hora.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Resuelven el misterio de una caja blanca que cayó del cielo hace 55 años

El enigma de más de medio siglo finalmente ha sido resuelto gracias a los documentos secretos de la CIA recientemente desclasificados.



Esta llamativa historia comenzó en 1962, cuando David McPherson descubrió una extraña caja blanca con enormes lentes colgada de un paracaídas podrido en un bosque cerca de la ciudad Moncton, en Canadá. El misterio incluso se profundizó más cuando al transportarla a la casa de la familia McPherson, el objeto fue rápidamente confiscado por militares. McPherson pensó que podía tratarse de una cámara de espionaje estadounidense, posiblemente lanzada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA). El hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que McPherson y su familia se la entregaran voluntariamente a cambio de respuestas que nunca llegaron, no hizo más que aumentar sus sospechas. Ahora, más de cinco décadas después de que se descubriera el objeto, los documentos recientemente desclasificados por la CIA han revela…