Ir al contenido principal

Astrónomos encuentran dos lunas nuevas y cinco 'perdidas' alrededor de Júpiter


Científicos hicieron su hallazgo mientras trataban de encontrar el Planeta X, que supuestamente se esconde detrás de Plutón.



Un equipo de astrónomos estadounidenses ha descubierto dos nuevas lunas de Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar. Con este hallazgo, el número total de satélites conocidos del gigante gaseoso sube a 69, explica la página oficial del Instituto Carnegie (EE.UU.).
Tras procesar el resultado de sus observaciones en 2016 y 2017 y compararlo con las observaciones de 2003, los científicos también identificaron cerca del planeta cinco satélites catalogados anteriormente como 'lunas perdidas' .

Los nuevos satélites 

Las dos lunas descubiertas tienen aproximadamente 1,6 kilómetros de diámetro. Fueron detectadas durante la exploración de otros objetos más lejanos y la búsqueda de un planeta gigante detrás de Plutón, que algunos bautizan como el misterioso Planeta X.
Los nuevos satélites todavía no han sido bautizados, pero se le han asignado notaciones que indican la fecha de su descubrimiento: S/2016 J1 y S/2017 J1. Pese a que la primera de las lunas fue observada por primera vez en 2016, los astrónomos lograron determinar su órbita solo hace seis semanas gracias al telescopio Mauna Kea (situado en Hawái), según indica el coautor del estudio, Scott Sheppard. En el caso de la segunda, su descubrimiento no se produjo hasta marzo de este año.
Como la mayoría de las lunas de Júpiter, estas dos también se localizan en órbitas retrógradas, lo que significa que circulan en dirección contraria a la del planeta. Ambos satélites poseen órbitas bastante alargadas: S/2016 J1 y S/2017 S1 están alejados del gigante gaseoso a una distancia de 20.600.000 y 23.500.000 kilómetros, respectivamente, reporta la revista científica 'Sky and Telescope'.

Lunas redescubiertas

Además de este importante descubrimiento, Sheppard y sus colegas consiguieron reubicar alrededor de Júpiter cinco de las lunas que en 2003 fueron calificadas como 'perdidas', que en 2016 ascendían a catorce. Se denominan así porque no se tiene el suficiente conocimiento sobre ellas para determinar su órbita con precisión.  
Los astrónomos declaran que existen altas probabilidades de que hayan localizado el resto de lunas perdidas, pero afirman que deben a esperar a realizar nuevas observaciones en 2018 para poder confirmarlo con seguridad.

Comentarios

  1. Que hermsoso y sorprendente sería poder ver de cerca a cada una de las Lunas del "Gran Gigante" de nuestro Sistema Solar.

    ResponderEliminar
  2. El universo es maravilloso. Cada dia estaremos mas sorprendidos.

    ResponderEliminar
  3. Falta tanto por descubrir que aun el asombro no llega a nuestra estrecha y reducida mentalidad.

    ResponderEliminar
  4. Esas lumas las nesecitamos para la tierra nuestro planeta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando el Eterno creo las 2 Lumbras (el sol y la Luna), ambas tenian las mismas dimenciones, la Luna se quejo objetando Que dos Reyes no pueden ser iguales en esplendor, y el Eterno la desminuyo y con el resto de la Luna form las Estellas.

      Eliminar
    2. Cuando el Eterno creo las 2 Lumbras (el sol y la Luna), ambas tenian las mismas dimenciones, la Luna se quejo objetando Que dos Reyes no pueden ser iguales en esplendor, y el Eterno la desminuyo y con el resto de la Luna form las Estellas.

      Eliminar
  5. Cada descubrimiento es un nuevo paso al conocimiento que aunque no sepamos para qué, algún día pueden ser la clave para alcanzar otro conocimiento necesario.

    ResponderEliminar
  6. el universo es maravilloso, impredecible

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

El Sol podría tener un 'gemelo malvado' llamado Némesis

Un estudio nuevo apunta a que nuestra estrella nació junto con un gemelo que orbitaba alrededor del mismo punto.



Los resultados de un reciente estudio realizado por astrofísicos de las universidades de Harvard y Berkeley publicado en el portal especializado arxiv.org sugieren que en el momento de su nacimiento, el Sol podría haber tenido un 'gemelo' llamado Némesis. Se trata de un fenómeno llamado sistema binario, que es bastante habitual en el universo, cuando dos estrellas cercanas orbitan alrededor de un centro de masa común. En su investigación, los científicos suponen que el nacimiento de la mayoría de las estrellas va acompañado de la creación de un sistema binario, lo que puede significar que nuestro astro rey tuvo un gemelo. Gemelo 'malvado' Los investigadores recuperaron la hipótesis de Némesis (bautizado así en honor a la diosa de la venganza), propuesta por el físico R. A. Muller en 1984. Según el científico, Némesispodría haberse convertido en una enana marr…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.