Ir al contenido principal

Por qué los norcoreanos no saben casi nada sobre la llegada del hombre a la Luna


Un analista relata los motivos por los que un proyecto estadounidense tan importante "fue silenciado durante décadas" por Pionyang.



Las noticias sobre las innovaciones tecnológicas de Estados Unidos suelen llegar a todos los rincones del planeta, sin importar qué relaciones tiene con otros países. En cambio, hay una excepción a esta regla: en Corea del Norte no se informa "sobre los nuevos iPhones, SpaceX ni Windows", escribe el orientalista Fiódor Tertitski en un artículo para el portal Republic.
Este especialista afincado en Seúl (Corea del Sur) relata cómo un acontecimiento estadounidense tan importante como la llegada del hombre a la Luna fue "silenciado durante décadas" por Pionyang y cuándo decidió mencionar el alunizaje.

Silencio en Pionyang

El 21 de julio de 1969, la llegada de Neil Armstrong a la Luna fue "un avance enorme para EE.UU.", indica Tertitski, quien recuerda que incluso el periódico soviético 'Pravda' se hizo eco de ese suceso y publicó un mensaje con felicitaciones de los cosmonautas y los dirigentes de la URSS.
En cambio, Corea del Norte obvió el hecho: el diario principal del país, 'Rodong Sinmun', no mencionó el asunto ni el 21 de julio ni en los días posteriores. 
Al año siguiente, los norcoreanos realizaron una publicación con los acontecimientos más importantes de 1969. La parte dedicada a EE.UU. contaba en detalle su crisis económica, sus huelgas y sus "aventuras militares criminales" en el extranjero, pero no mencionaba en absoluto la llegada del hombre a la Luna.
Otras fuentes, como libros escolares, recopilaciones históricas, una enciclopedia general que las autoridades norcoreanas publicaron en los años 80 tampoco citaban ese hecho.

32 años después

De todos los materiales norcoreanos que Fiódor Tertitsk ha analizado, la única publicación que ofrece algún detalle sobre el alunizaje estadounidense es la Gran Enciclopedia Coreana de 2001. Sin embargo, no le resultó sencillo encontrar la mención, pues no estaba ni en el artículo dedicado a la Luna ni en el de la nave Apolo 11, sino en un texto sobre Neil Armstrong.
Según este analista, para "tropezar" con esta información hay que leer la enciclopedia volumen por volumen, ya que la letra 'A' con la que comienza el apellido del astronauta norteamericano se encuentra cerca del final del alfabeto norcoreano. Otro detalle curioso es que el texto evita mencionar que el primer ser humano que pisó la Luna nació en EE.UU. y se limita a incluir el nombre del estado: Ohio. 
Por lo tanto, "no es de extrañar" que los guías norcoreanos que acompañaron a los periodistas de la BBC en 2011 no supieran nada sobre el alunizaje, apunta este orientalista.

Un gran salto para la humanidad

Al mismo tiempo, Tertitsk hace hincapié en el tono neutral del texto sobre Armstrong, que no contiene "ni una palabra de crítica" y "admite directamente" que el astronauta realizó el primer alunizaje en la historia de la humanidad.
Cuando se trata del espacio, "la habitual histeria norcoreana contra EE.UU." es reemplazada por "un tono tranquilo e, incluso, respetuoso". A juicio de este experto, eso se debe a que "los misterios del cielo y del cosmos" siempre fascinaron al hombre y los logros espaciales "son, en gran parte, percibidos como logros de toda la Tierra y no de un Estado".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.

Científicos: La Tierra 'se tragó' a otros planetas

El impacto de los protoplanetas 'devorados' por la Tierra es mucho mayor de lo que se creía.



Un modelo de los primeros tiempos de existencia de la Tierra ha demostrado que la contribución de planetesimales, o protoplanetas, en el desarrollo del nuestro planeta fue mucho mayor de lo que se creía hasta ahora, informa la revista Cosmos. Los planetesimales son los protoplanetas que 'bombardearon' la Tierra hace unos 4.500 millones de años, después de que nuestro planeta, en las primeras etapas de su existencia, se estrelló contra otro planeta díscolo del tamaño de Marte. Los protoplanetas se originaron a partir de la materia interestelar resultante de la creación de la nebulosa solar, formando rocas que variaban desde el tamaño de un grano de arena hasta discos de más de 3.000 kilómetros de diámetro. Los modelos anteriores sugirieron que cuando estos embriones de planetas se estrellaron contra la Tierra: su masa se dispersó e integró en el manto del planeta. Se estimó que …