Ir al contenido principal

Esta amenaza procedente del espacio preocupa a la NASA


Investigadores advierten que este problema empeora cada año, mientras que la NASA estima que, de no mediar soluciones, podría perder todos sus satélites en 10 años por esta causa.



Investigadores australianos han advertido sobre la creciente cantidad de basura espacial que orbita la Tierra, lo que podría llevar a "colisiones catastróficas con satélites" y perjudicar a las economías, reporta el portal Phys.org.
Se calcula que alrededor de 170 millones de piezas de basura espacial orbitan nuestro plantea, y de ellas solo 22.000 están identificadas. Teniendo en cuenta que los fragmentos pueden viajar a velocidades superiores a los 27.000 km/h, incluso piezas pequeñas son capaces de dañar seriamente o destruir satélites.
"El problema de la basura espacial ha empeorado con el paso de los años", señaló a AFP Ben Greene, director del Centro de Investigación del Entorno Espacial de Australia. "Estamos perdiendo 3 o 4 satélites al año por la colisión con restos espaciales. Estamos muy cerca, según estimaciones de la NASA, de perder todos dentro de 5 a 10 años".
De acuerdo con el investigador, "actualmente es posible una catastrófica avalancha de colisiones que podrían destruir rápidamente todos los satélites en órbita". Además, según indica, estas colisiones generarían aún más restos.
Científicos sostienen que este problema amenaza a las economías, dado que la sociedad depende seriamente de los satélites para la navegación y la comunicación. Además, los satélites son funcionales para industrias como el transporte, las finanzas y la energía.
Distintos investigadores están proponiendo métodos para solucionar el problema de la basura espacial. Greene afirma que científicos están desarrollando tecnologías que estarían operativas en 18 meses, para rastrear todos los restos y para que las naves espaciales puedan moverse a su alrededor. Otra idea consiste en láseres de alta potencia con base en la Tierra, que al ser disparados podrían eliminar la basura de la órbita.

Comentarios

  1. Cada estación espacial, tendrá que reciclar su porquería.

    ResponderEliminar
  2. Hay de acordar politicas internacionales y hacerlas cumplir para el tratamiento de los residuos que dejan las empresas o instituciones que hacen uso de la orbita geoestacionaria.

    ResponderEliminar
  3. Imaginate una ciudad sin Policia de Transito, sin inspectores municipales, sin camaras de videovigilancia y sin ningun control. Nadie te ve, nadie te controla lo que haces y todo es de nadie. Eso estas sucediendo en el espacio. Sumale que tirar los residuos al espacio desde alla es gratis y por el contrario traerlos de vuelta a tierra y desecharlos aca cuesta millones de dolares.... vos como Empresa, que haces?

    ResponderEliminar
  4. les diré que lo peor que va a pasar es que tarde o temprano esa basura espacial va a caer a la tierra y nadie sabe donde se van a precipitar y al caer producir accidentes que nadie quisiera que pasen ya han caído desechos espaciales que digan como se van a eliminar, se que se pueden eliminarlos con ese rayo láser que tienen los americanos, bueno que lo hagan

    ResponderEliminar
  5. Mmmm, lo seres humanos aún tenemos el problema de la basura en la Tierra por lo que es complejo pensar en que nos ocuparemos de la que está afuera de ella.

    ResponderEliminar
  6. Creo que hay que colocar Táchitos de basura espacial y con su letrero "coloque su basura aqui"
    Y se acabó el problema.

    ResponderEliminar
  7. Estamos en reciclar en la tierra y ya tenemos lleno el espacio de basura así nos va.

    ResponderEliminar
  8. Según así como lo confirma este block...es realmente preocupante pero aunque busquen las solución,siempre va a ver uno tras otro. Y los mas perjudicados son los de menos recursos xc

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Resuelven el misterio de una caja blanca que cayó del cielo hace 55 años

El enigma de más de medio siglo finalmente ha sido resuelto gracias a los documentos secretos de la CIA recientemente desclasificados.



Esta llamativa historia comenzó en 1962, cuando David McPherson descubrió una extraña caja blanca con enormes lentes colgada de un paracaídas podrido en un bosque cerca de la ciudad Moncton, en Canadá. El misterio incluso se profundizó más cuando al transportarla a la casa de la familia McPherson, el objeto fue rápidamente confiscado por militares. McPherson pensó que podía tratarse de una cámara de espionaje estadounidense, posiblemente lanzada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA). El hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que McPherson y su familia se la entregaran voluntariamente a cambio de respuestas que nunca llegaron, no hizo más que aumentar sus sospechas. Ahora, más de cinco décadas después de que se descubriera el objeto, los documentos recientemente desclasificados por la CIA han revela…