Ir al contenido principal

¿Es posible caminar sobre exoplanetas?


Un equipo de investigadores españoles descubre que algunos exoplanetas presentan una gravedad de superficie sorprendentemente similar a la de la Tierra.



Es bastante habitual que en las películas de ciencia ficción sus protagonistas caminen sobre la superficie de planetas remotos del mismo modo que si pasearan sobre la Tierra: sin grandes saltos, con movimiento más o menos fluidos, ni muy rápido, ni demasiado despacio… Pero, poniendo un ejemplo claro, ¿podrían los personajes de Star Wars caminar con naturalidad en los exoplanetas?
La pregunta parece pensada para un guión de una nueva película de ciencia ficción a punto de estrenarse en los cines de medio mundo, ya que si tenemos en cuenta que los exoplanetas tienen diversas masas y radios, los dos conceptos que establecen la gravedad, la respuesta que daría el común de los mortales (e incluso los científicos) sería claramente 'no'.
Sin embargo, sorprendentemente, no es así. O al menos es lo que creen un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid y de la Universidad de Valencia. El estudio ha sido publicado en la revista 'Astrobiology' y revela que, a pesar de mostrar ostensibles diferencias de masas y tamaño, muchos de los planetas extrapolares descubiertos hasta ahora presenta una gravedad de superficie muy similar a la terrestre.

La gravedad no escala de forma homogénea

El artículo, titulado 'Walking on exoplanets: Is Star Wars right?', pone de manifiesto una curiosa propiedad que los modelos de formación planetaria al uso no solo no explican, sino que ni siquiera contemplan. Y es que la gravedad no parece escalar de forma homogénea en los exoplanetas, o al menos en una fracción considerable de ellos.
Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron la gravedad de superficie de aquellos exoplanetas para los que existen datos tanto de su masa como de su radio; en total, unos 1.200 exoplanetas de los 3.500 detectados hasta ahora.
Así, descubrieron, por un lado, que para cuerpos pequeños del Sistema Solar y planetas rocosos de tamaño inferior a Venus, la gravedad de superficie crece con la raíz cuadrada de la masa. Por otro, que para los exoplanetas gigantes gaseosos, la gravedad de superficie crece linealmente con la masa.

La 'constante gravitatoria universal' en nuestro Sistema Solar

Pero lo sorprendente, es que en la zona de transición entre ambos; es decir, aquellos exoplanetas con masas comprendidas entre 1 y 100 veces la masa de la Tierra, la gravedad de superficie es 'cuasi constante', muy similar a la terrestre.
El resultado que desvelan los investigadores se confirma en nuestro propio sistema planetario. Aunque Urano, Neptuno y Saturno son, respectivamente, 14, 17 y 95 veces más masivos que la Tierra, sus gravedades superficiales apenas varían entre 0,9g y 1,1g. Es decir, como los exoplanetas analizados, se encuentran dentro de la llamada 'constante gravitatoria universal'.
Según explican los autores, "los modelos actuales de formación planetaria no predicen esta ley constante, sino leyes de potencias cuyo exponente cambia suavemente al pasar de los planetas completamente rocosos a los gigantes gaseosos".

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Científicos se topan con "una pesadilla geométrica" en el Sistema Solar

La magnetosfera de Urano presenta una anomalía que ha sorprendido a un grupo de científicos estadounidenses.



Como si tuviera un interruptor y pasara del 'on' al 'off'. Así funciona la magnetosfera de Urano, según una nueva investigación llevada a cabo por científicos del Instituto de Tecnología de Georgia, EE.UU. La magnetosfera del séptimo planeta del Sistema Sola se abre para el viento solar, pero muy pronto se cierra desviándolo, proceso que la distingue, por ejemplo, de la de la Tierra, que se abre o se cierra dependiendo del campo magnético del viento solar. Este proceso es diferente en Urano porque gira "yaciendo sobre su lado", según concluyen los científicos estadounidenses. Y, en concreto, porque su eje está inclinado en 60 grados. "Urano es una pesadilla geométrica", comenta Carol Paty, investigadora que participó en el estudio. "El campo magnético gira muy rápidamente […] Cuando el viento solar magnetizado choca con este campo en la …

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Resuelven el misterio de una caja blanca que cayó del cielo hace 55 años

El enigma de más de medio siglo finalmente ha sido resuelto gracias a los documentos secretos de la CIA recientemente desclasificados.



Esta llamativa historia comenzó en 1962, cuando David McPherson descubrió una extraña caja blanca con enormes lentes colgada de un paracaídas podrido en un bosque cerca de la ciudad Moncton, en Canadá. El misterio incluso se profundizó más cuando al transportarla a la casa de la familia McPherson, el objeto fue rápidamente confiscado por militares. McPherson pensó que podía tratarse de una cámara de espionaje estadounidense, posiblemente lanzada por la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA). El hecho de que los militares canadienses trataran de quitarle la caja antes de que McPherson y su familia se la entregaran voluntariamente a cambio de respuestas que nunca llegaron, no hizo más que aumentar sus sospechas. Ahora, más de cinco décadas después de que se descubriera el objeto, los documentos recientemente desclasificados por la CIA han revela…