Ir al contenido principal

Astrónomos detectan un nuevo tipo de ondas gravitacionales


Los científicos han percibido esas emisiones novedosas creadas como consecuencia de la fusión de dos estrellas de neutrones en una galaxia distante.



El Observatorio Austral Europeo (ESO) ha anunciado un hallazgo que supone "el principio de una nueva era" en la cosmología, debido a que ha observado por primera vez una combinación de ondas gravitacionales y luz procedentes de un mismo acontecimiento: la fusión de dos estrellas de neutrones.
En primer lugar, este descubrimiento supone la detección de una quinta onda gravitacional, denominada GW170817 por los especialistas, que el pasado 17 de agosto fue observada gracias a la colaboración del instrumento LIGO, en EE.UU., y el interferómetro Virgo, en Italia.
Se trata de la primera onda gravitacional detectada cuyo origen no es la colisión de agujeros negros.
Tan solo dos segundos después de observar esa onda gravitacional, los satélites espaciales Fermi e Integral detectaron un estallido corto de rayos gamma.
Según la comunicación de este lunes, tanto la señal óptica como las ondas gravitacionales provenían de la fusión de dos estrellas de neutrones, que se produjo a 130 millones de años luz de la Tierra. Este fenómeno, llamado kilonova, fue predicho hace 30 años, pero su existencia no se había podido confirmar hasta ahora.
La comunidad científica se ha llenado durante las últimas semanas con especulaciones que hablan de que LIGO había descubierto algo intrigante. Las habladurías comenzaron a volverse más serias después de que un astrónomo de la Universidad de Texas tuiteara "Nuevo LIGO" e hiciera una referencia a un componente óptico, lo cual podría significar que se ha encontrado algo más allá de la fusión del agujero negro que el detector había descubierto hasta ahora.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Asteroide del tamaño de un tranvía pasará este viernes muy cerca de la Tierra

El asteroide, denominado '2018 DV1', se acerca a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo.


Un asteroide de entre 5,6 y 12 metros de diámetro pasará cerca de la Tierra este 2 de marzo, indicó el programa de seguimiento de asteroides Jet Propulsion de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), informa Space.com. El asteroide, denominado '2018 DV1', llegará a estar a unos 113.000 kilómetros de nuestro planeta a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo. Fue descubierto por el Mount Lemmon Survey, ubicado en Arizona, al oeste de Estados Unidos. A pesar de la cercanía, los expertos aseguran de que no hay peligro de colisión con la Tierra. El asteroide 2018 DV1 sería el número 18 que sobrevuela nuestro planeta a una distancia cercana este año.  El 2018 DV1 podrá verse en línea, a través de diferentes páginas que ofrecerán una retransmisión del evento en directo a partir de las 5:30 UTC.

Revelan dónde y cuándo caerá a la Tierra la tóxica estación espacial china

Tiangong-1, la primera estación espacial china, se encuentra fuera de control y caerá sobre el planeta en cuestión de unas semanas.



La estación espacial china Tiangong-1, fuera de control desde marzo de 2016, caerá a la Tierra alrededor del 3 de abril, o una semana antes o después, según estimaciones de la estadounidense Aerospace Corporation. Por su parte, la Agencia Espacial Europea cree que al aparato –de 8,5 toneladas de peso– reentrará a la atmosfera terrestre en algún momento entre el 24 de marzo y el 19 de abril. La empresa estadounidense indicó que "hay la posibilidad de que una pequeña cantidad de restos de Tiangong-1 sobreviva a la reentrada e impacte el suelo", lo que se produciría en algún punto indeterminado dentro de una franja de "varios cientos de kilómetros". Aerospace Corporation señala que Tiangong-1 reentraría a la atmosfera en algún punto entre los 43 grados de latitud norte y 43 grados de latitud sur. Las zonas donde es más alta la probabilida…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.