Ir al contenido principal

Estados Unidos se prepara para un conflicto espacial


El espacio exterior "es fundamental para nuestra forma de guerra", explica el general John Raymond, responsable del Mando Espacial de la Fuerza Aérea de EE.UU.




EE.UU. está buscando formas de desarrollar la defensa espacial y proteger a sus satélites de posibles ataques de potencias extranjeras ha afirmado en una entrevista a Popular Mechanics el general John Raymond, responsable del Mando Espacial de la Fuerza Aérea de EE.UU. (AFSPC, por sus siglas en inglés).
El GPS, la teledetección, las comunicaciones y otras tecnologías utilizadas por los militares dependen en gran medida de los satélites en órbita, que podrían verse amenazados en caso de conflicto bélico.

De la primera guerra espacial a la actualidad

Según el representante del Pentágono, la primera guerra espacial tuvo lugar hace más de 25 años durante la Operación Tormenta del Desierto (nombre operacional estadounidense de la Guerra del Golfo). Fue "la primera vez que tomamos información espacial estratégica y la integramos en un teatro de operaciones", recuerda el general.
Las últimas décadas han demostrado cómo las operaciones espaciales pueden revolucionar las operaciones militares en la Tierra. Hoy en día, "no hay un solo marino, soldado o marine" que no esté utilizando "capacidades espaciales para llevar a cabo su misión", apunta Raymond.
Para hacer todo eso posible, el AFSPC opera aproximadamente 80 satélites, y la creciente dependencia de EE.UU. de estos aparatos los convierte en un objetivo para potenciales enemigos. Sin embargo, Washington no tiene la intención de perder su dominio del espacio, pues este, en palabras del militar estadounidense, "es fundamental para nuestra forma de guerra", y también "para nuestra forma de vida".

Protección de un ataque espacial

Por estos motivos, EE.UU. está desarrollando una serie de medios de protección contra un ataque hipotético en el espacio. Según Raymond, "hay muchas formas" para hacerlo.
El general no ha querido "entrar en detalles operativos" de lo que "pueden o no pueden hacer", pero ha apuntado que están trabajando "para poder proteger y defender las capacidades de todo, desde la interferencia reversible de gama baja hasta la actividades cinéticas de alta gama". Según explica Popular Mechanics, "cinéticas" es el "eufemismo favorito" de los militares para la fuerza letal a través de misiles, balas etc., que en este caso significa destruir un satélite con un arma que se estrella físicamente contra él.
Raymond se ha negado a revelar si EE.UU. u otros países planean poner armas en órbita, ya sea para destruir otros satélites o para atacar objetivos terrestres. Sin embargo, la revista sugiere que "teniendo en cuenta lo que está en juego", es de suponer que este tipo de capacidades se están estudiando, si no están ya diseñadas.

Espionaje espacial

Por otro lado, las "actividades cinéticas" son solo una pequeña parte de la disuasión militar, siendo aún más crucial la capacidad para saber "dónde está todo y qué se está haciendo", señala Popular Mechanics.
En este sentido, el jefe del AFSPC ha revelado que tienen "cuatro satélites geosincrónicos del programa de conciencia situacional espacial", que ha descrito como "una especie de vigilancia de barrio en el espacio". 
Además, el AFSPC "trabaja muy de cerca" con una de las principales instituciones de espionaje de EE.UU., la Oficina Nacional de Reconocimiento, que es su "socio más fuerte", en palabras de Raymond. Actualmente, la Fuerza Aérea está colaborando con la agencia para desarrollar para el año 2030 una flota de naves espaciales que puedan detectar y evitar amenazas, y, en caso de ser necesario, eliminarlas. 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Una fuerte tormenta magnética afectará a la Tierra durante varios días

Esta incidencia podría provocar fallos en los dispositivos electrónicos y aumentar el riesgo de accidentes.



Una tormenta magnética afectará a la Tierra este viernes 13 de octubre, según informa el centro meteorológico ruso Fobos y cita TASS. El fenómeno, causado por la llegada de viento solar a nuestro planeta, se extenderá hasta el 14 de octubre. Asimismo, el campo magnético terrestre podría sufrir alteraciones desde dos días antes a esa tormenta y hasta el 15 de este mes. Los meteorólogos indican que esta incidencia podría provocar fallos en los dispositivos electrónicos y aumentar el riesgo de accidentes, ya que existe la opción de que afecte a los equipos de navegación y telecomunicaciones. Además, las personas más sensibles a estas situaciones meteorológicas tendrán más opciones de sufrir molestias físicas, desde dolores de cabeza hasta nerviosismo, irritabilidad, agotamiento o ansiedad. La última serie de tormentas magnéticas comenzó el pasado 6 de septiembre, cuando llegaron a …

¿Qué es lo que pasa con la Luna estos días, por qué es tan hipnótica?

Internautas de los países del hemisferio norte de la Tierra han empezado a divulgar espectaculares imágenes de nuestro satélite, que en los últimos días parece ser inusualmente grande y brillante.



Estos primeros días de octubre, las personas que viven en los países del hemisferio norte pueden observar un fenómeno inusual: la llamada Luna de la Cosecha, informa 'National Geographic'. Se trata de la primera Luna llena de la temporada, que normalmente tiene lugar en septiembre. 

Se denomina la Luna de la Cosecha a la Luna llena más cercana al equinoccio de otoño, que suele ocurrir alrededor del 22 de septiembre. Esto significa que esta aparece generalmente en septiembre, pero este año el fenómeno se ha retrasado hasta octubre, algo que no sucedía desde el 2009 y no se repetirá hasta el año 2020.


La Luna de la Cosecha alcanzó su fase completa la noche de este 5 de octubre, alrededor de las 8 de la tarde GMT y se podrá observar durante varios días, recoge 'The Washington Post'…