Ir al contenido principal

Ya se sabe dónde caerá la estación espacial china Tiangong-1


Esa estación espacial desocupada entrará en la atmósfera de la Tierra entre enero y marzo de 2018.


La desocupada estación espacial china Tiangong-1 entrará en la atmósfera de la Tierra entre enero y marzo de 2018, según ha pronosticado la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés).
A pesar de que "la mayor parte" de la estructura de esa base orbital "se quemará", la zona donde caerán los fragmentos que no se destruyan se encuentra entre las latitudes de 43 grados del hemisferio norte y los 43 del sur e "incluye varios países europeos", reza el comunicado de ese organismo.
La ESA acogerá a un grupo internacional de expertos que seguirá la caída de los fragmentos de la sonda china y tratará de pronosticar con más exatitud en qué lugares se precipitarán.
Al respecto, esa institución europea ha indicado que en la historia cosmonáutica no se ha confirmado ninguna muerte humana a causa de la caída de componentes espaciales.
Tiangong-1 mide 12 metros de largo y 3,3 de diámetro, pesa 8,5 toneladas y media y dejó de funcionar en marzo de 2016, tras vencer su caducidad declarada.
En septiembre de 2011 China lanzó ese artefacto, que empleó para misiones con y sin tripulación y el año siguiente recibió a Liu Yang, la primera taikonauta.
Pekín remplazará esa estación con la Tiangong-2, lanzada en septiembre de 2016, cuya tarea es recibir naves espaciales, además de servir como punto de abastecimiento de combustible y como lugar de estancia de corto y medio plazo para una tripulación.

Comentarios

  1. Vaya leche de noticia. O sea nada, coordenadas. Venga yaaa....!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.

Astrofísico explica de qué manera sería posible viajar al pasado

El científico emplea el concepto de los agujeros de gusano para argumentar la posibilidad teorética de los viajes en el tiempo.



El astrofísico Ethan Siegel ha argumentado en el blog Starts With A Bang de Forbes que la idea de viajar en el tiempo al pasado podría ser posible "gracias a algunas propiedades muy interesantes del tiempo y el espacio según teoría de la relatividad general de Einstein". El científico parte del concepto de los agujeros de gusano, también conocidos como el puente de Einstein-Rosen, que son pasajes a través del espacio-tiempo. En el universo hay fluctuaciones cuánticas minúsculas en el tejido del espacio-tiempo, explicó, incluyendo fluctuaciones de energía en las direcciones 'positiva' y 'negativa'. "Una fluctuación de energía positiva muy fuerte y densa crearía un espacio curvado de un modo particular, mientras que una fluctuación de energía negativa fuerte curvaría el espacio exactamente de la manera opuesta", señaló Siegel…

Nave espacial capta una imagen espectacular de la Tierra 60 millones de km

La nave OSIRIS-REx, que obtuvo esta fotografía única, se está dirigiendo al asteroide Beenu para tomar muestras de su superficie.



La NASA ha publicado una espectacular imagen de la Tierra y la Luna captada por una nave espacial en su camino hacia un asteroide. La imagen en blanco y negro fue tomada a 63,6 millones de kilómetros de nuestro planeta. La nave espacial OSIRIS-REx, equipada con la cámara NavCam1, se estaba alejando de la Tierra a una velocidad de 8,5 kilómetros por segundo en el momento en el que hizo la foto el pasado 17 de enero. La Tierra aparece como un pequeño círculo brillante en el medio de la imagen, acompañada de su satélite natural a la derecha. La misión OSIRIS-REx fue lanzada en 2016 con el objetivo de tomar muestras del asteroide Bennu, cercano a la Tierra. Se espera que alcance su objetivo en agosto y que tome una muestra en julio de 2020. La muestra será enviada a la Tierra en un contenedor en 2023.