Ir al contenido principal

Los científicos explican por qué la sonda espacial Juno no está donde debería


Los especialistas creen que la nave de la NASA sufre una "anomalía de sobrevuelo" y la explicaron en detalle.


El concepto de "anomalía de sobrevuelo" fue acuñado en la década de 1990 para explicar por qué las sondas espaciales modificaban su trayectoria. Este fenómeno repercute en el vuelo por gravedad asistida, es decir, aquel que utiliza la energía gravitatoria de un planeta para aumentar o disminuir la velocidad de las naves.
La anomalía afectó, por ejemplo en la década de 1970, al recorrido de las sondas Pioneer 10 y 11, que fueron detectadas a 386.000 kilómetros de distancia del lugar previsto. Sin embargo, no había una explicación precisa sobre por qué se daba esta situación. Hasta que, ahora, investigadores del Instituto Interdisciplinar de Matemáticas de la Universidad Politécnica de Valencia, en España, pueden haber encontrado una respuesta.
El estudio elaborado por Luis Acedo, José Antonio Moraño y Pedro Piqueras, que fue publicado en el sitio Arxiv, asegura que la sonda espacial Juno también sufre la "anomalía de sobrevuelo" y da una posible explicación en base a un modelo orbital basado en los puntos de máxima aproximación de la sonda a Júpiter.
Según manifestó Acedo, luego de que Juno llegara a ese planeta, el 4 de julio de 2016, se plantearon "desarrollar un modelo orbital independiente" que iba a ser comparado con las trayectorias calculadas por el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por su siglas en inglés) de la NASA. Como la sonda gira cerca de Júpiter, los especialistas esperaban "encontrar allí la anomalía", la cual "demostraría que no se trata solo de un problema particular con los sobrevuelos de la Tierra, sino que es universal".

El nuevo modelo

En su proyecto, los especialistas de la Universidad Politécnica de Valencia también tuvieron en cuenta las fuerzas gravitatorias de marea que ejercen el Sol y los satélites mayores de Júpiter, como Ganímedes, Europa y Calisto, así como el efecto de los armónicos zonales conocidos. Así lograron comprobar que la anomalía afectaba el rumbo de Juno.
Además, determinaron que el efecto tenía una importante componente radial que se debilitaba a medida que la sonda se alejaba del centro del planeta.
"Nuestra conclusión es que esta aceleración anómala también actúa sobre Juno cuando está más cerca de Júpiter. Y esa aceleración es, por lo menos, cien veces mayor que los típicos casos de aceleración anómala en sobrevuelos a la Tierra", explicó Acedo.

Falta información

En ese aspecto, los especialistas insistieron en que la intensidad de la anomalía dependería de la relación entre la velocidad radial de la nave y la de la luz y en que es menor a medida que aumenta la altura sobre Júpiter. Pese a haber encontrado una primera explicación a las "anomalías de sobrevuelo", Acedo reconoció que aún se necesita "más investigación" ya que este fenómeno sigue patrones "muy complejos", por lo que "una sola órbita o una secuencia de órbitas similares, como el caso de Juno", no son suficientes para tener una "idea completa".

Comentarios

  1. Esta información de este tipo de fuentes es genial, aunque en algunos cosas difiero. Sin embargo, Si desean visitar nuestro blog Internet banda ancha bienvenidos sean a ver nuestra info: https://goo.gl/wR46sr

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Asteroide del tamaño de un tranvía pasará este viernes muy cerca de la Tierra

El asteroide, denominado '2018 DV1', se acerca a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo.


Un asteroide de entre 5,6 y 12 metros de diámetro pasará cerca de la Tierra este 2 de marzo, indicó el programa de seguimiento de asteroides Jet Propulsion de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), informa Space.com. El asteroide, denominado '2018 DV1', llegará a estar a unos 113.000 kilómetros de nuestro planeta a una velocidad de unos 6,5 kilómetros por segundo. Fue descubierto por el Mount Lemmon Survey, ubicado en Arizona, al oeste de Estados Unidos. A pesar de la cercanía, los expertos aseguran de que no hay peligro de colisión con la Tierra. El asteroide 2018 DV1 sería el número 18 que sobrevuela nuestro planeta a una distancia cercana este año.  El 2018 DV1 podrá verse en línea, a través de diferentes páginas que ofrecerán una retransmisión del evento en directo a partir de las 5:30 UTC.

Revelan dónde y cuándo caerá a la Tierra la tóxica estación espacial china

Tiangong-1, la primera estación espacial china, se encuentra fuera de control y caerá sobre el planeta en cuestión de unas semanas.



La estación espacial china Tiangong-1, fuera de control desde marzo de 2016, caerá a la Tierra alrededor del 3 de abril, o una semana antes o después, según estimaciones de la estadounidense Aerospace Corporation. Por su parte, la Agencia Espacial Europea cree que al aparato –de 8,5 toneladas de peso– reentrará a la atmosfera terrestre en algún momento entre el 24 de marzo y el 19 de abril. La empresa estadounidense indicó que "hay la posibilidad de que una pequeña cantidad de restos de Tiangong-1 sobreviva a la reentrada e impacte el suelo", lo que se produciría en algún punto indeterminado dentro de una franja de "varios cientos de kilómetros". Aerospace Corporation señala que Tiangong-1 reentraría a la atmosfera en algún punto entre los 43 grados de latitud norte y 43 grados de latitud sur. Las zonas donde es más alta la probabilida…

Un asteroide gigante se acercará a la Tierra en cuestión de horas

El cuerpo celeste, de 1 kilómetro de diámetro, se está dirigiendo hacia el planeta a una velocidad de 140.000 km/h.



El asteroide gigante 2002 AJ129 (276033) se está aproximando a la Tierra a una velocidad aproximada de 140.000 km/h. Su diámetro ronda un kilómetro y representa un peligro enorme en caso de que se aproxime al planeta lo bastante como para una colisión.
Sin embargo, los astrónomos de la NASA, que conocen a este objeto celeste desde enero del 2002, han calculado que nos va a separar del punto más próximo de su trayectoria elíptica "10 veces la distancia que hay entre la Tierra y la Luna". El asteroide alcanzará ese punto el 4 de febrero a las 21:31 GMT.
Los científicos estiman como muy baja la probabilidad de impacto.